Carsharing y ridesharing están creciendo en Latinoamérica


Autor: Andres Maya, LatAm Partner Account Manager

Latinoamérica es el segundo mercado (en inglés) más grande del mundo para ridesharing (movilidad compartida). Esta popularidad explica por qué las empresas han invertido en ridesharing (en inglés) en la región. El carsharing y ridesharing en Latinoamérica (LatAm) se ha convertido en una industria con un valor estimado de $ 925 millones (en inglés). En este artículo, echemos un vistazo a la dinámica que está dando forma al mercado de movilidad en la región actualmente.

¿Cuál es la diferencia entre carsharing y ridesharing?

Carsharing es un tipo de alquiler de autos en el que las personas usan una aplicación para alquilar autos por cortos períodos de tiempo, generalmente por hora.

Ridesharing es también un modelo en el que las personas usan una aplicación para viajar en un vehículo conducido por otra persona. Ambas formas de movilidad están en demanda hoy en día, liberando al usuario de tener que pagar impuestos, gasolina, seguros, mantenimiento y otros costos de propiedad del vehículo.

Ver también: El impacto de los datos del vehículo en el carsharing corporativo (en inglés)

Crecimiento urbano explosivo

LatAm ha experimentado una rápida urbanización en las últimas décadas, con el 85% de la población (en inglés) viviendo en ciudades. Desafortunadamente, este aumento no ha sido acompañado por un crecimiento en la infraestructura vial. Por esta razón, aún no se ha encontrado una solución efectiva a los principales problemas de movilidad. La situación se ve agravada por el hecho de que el transporte público no ha podido satisfacer la creciente demanda. 

Según un análisis de Expert Market, las tres peores rutas (en inglés) del mundo se encuentran en ciudades latinoamericanas. Solo en la Ciudad de México, alrededor del 10% de los trenes subterráneos de la ciudad (en inglés) necesitan piezas de repuesto. Carsharing ha trabajado para llenar este vacío en el servicio y se está convirtiendo en una parte integral del panorama de la movilidad de LatAm.


Atascos en Bogotá, Colombia.

Nuevos paradigmas de uso de vehículos

Los millennials representan una cuarta parte de la población (en inglés) latinoamericana y cada vez aceptan más el acceso a la propiedad. En los últimos años, la tendencia del carsharing se ha adoptado en varias ciudades de América Latina. Según la Asociación de Carsharing (CSA), el carsharing tiene grandes impactos para las ciudades (en inglés), como la reducción de vehículos en circulación y congestión, así como la disminución de emisiones, entre otros.

Por ejemplo, se estima que un automóvil compartido es capaz de reemplazar entre 9 y 13 automóviles privados. Además, cada usuario produciría entre un 34% y un 41% menos de emisiones de efecto invernadero.

Mejor seguridad

Los taxis sin licencia son un peligro conocido en Latinoamérica y algunos lugareños están recurriendo al transporte compartido por razones de seguridad (en inglés).

Los servicios de viaje compartido tienen varias características que atraen a los clientes. Pagar por adelantado significa que los pasajeros no tienen que preocuparse por las estafas de tarifas. Además, su ruta puede rastrearse en GPS (en inglés) para mayor seguridad.

La seguridad es una preocupación especialmente importante para las mujeres en Latinoamérica. Los programas de ridesharing solo para mujeres (en inglés) disfrutan de una gran popularidad en ciudades como Sao Paulo, Brasil. En este contexto, los proveedores de viajes compartidos toman numerosas medidas para promover la seguridad de sus servicios, como realizar verificaciones de antecedentes de los conductores que desean ofrecer ridesharing entre pares.

La telemática puede apoyar a los proveedores de carsharing y ridesharing

La urbanización, las empresas que aprovechan su conocimiento local y el deseo de seguridad de los conductores son algunas de las fuerzas impulsoras detrás del mercado de movilidad compartida de LatAm.

El carsharing y ridesharing pueden aprovechar la telemática para obtener los siguientes beneficios:

Artículos relacionados: 

Comparta esta historia

Facebook LinkedIn Twitter Email