¿Qué causa el congestionamiento del tráfico?



Autor: Equipo de noticias, Geotab 

¿Cuánto tiempo se pierde en el tráfico? Es el tiempo dedicado a frenar, mientras se pregunta por qué este lugar en la avenida siempre se detiene por completo. Es el tiempo que se pasa avanzando lentamente, mientras recorre casi a rastras el congestionado camino. Es el tiempo que pasamos sentados, mientras nos preguntamos con frustración cómo comenzó a atascarse el tráfico.

¿Cuáles son las causas de este fenómeno relacionado con el estrés (en inglés), la presión arterial más alta y el aumento de peso (en inglés)? Veamos este artículo.

Ver también: Cómo es que la conducción autónoma cambiará nuestras carreteras y ciudades (en inglés)

Tipos de congestión

Existen dos tipos de congestión de tráfico, según el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) (en inglés): recurrente y no recurrente. El DOT afirma que aproximadamente la mitad de la congestión del tráfico es de tipo recurrente, lo que ocurre a diario y se debe a una falta de capacidad en la avenida, o en otras palabras, en ciertos momentos son más los vehículos que viajan que los que caben físicamente. El otro tipo de congestión, no recurrente, es lo que el DOT denomina "interrupciones temporales" en los traslados, como el mal tiempo o el choque de un vehículo.

Dentro de estos dos tipos de congestión de tráfico, veremos cuatro categorías más específicas:

  1. Ambiente (no recurrente)
  2. Mecánico (no recurrente)
  3. Humano (no recurrente)
  4. Infraestructura (recurrente)

En conjunto, estas razones explican por qué es probable que los habitantes de la ciudad vean lo que debería ser un recorrido de 30 minutos convertirse en un viaje de 45 minutos (en inglés).


1. Ambiente

Un estudio realizado por el Dr. Jean Andrey y Daniel Unrau descubrió que las colisiones de tráfico aumentan en aproximadamente el 50 por ciento (en inglés) cuando hay nieve y lluvia. Desde el clima lluvioso o con niebla, hasta la tormenta de nieve extrema que detiene a los conductores en su camino, el clima tiene un efecto incontrolable no solo en el tráfico sino también en las condiciones de las carreteras. Incluso una lluvia ligera puede causar un impacto si todos los conductores disminuyen la velocidad (en inglés) al mismo tiempo. 

Algo más grave, como un alud repentino, no solo puede detener el tráfico, sino provocar una colisión si un conductor se encuentra en el lugar equivocado en el momento incorrecto. Este es un ejemplo de cómo el clima puede tener un efecto compuesto sobre el tráfico al crear malas situaciones o al hacer que un tráfico difícil sea todavía peor. 

En general, el mal tiempo es el principal culpable en el 15% de los casos de congestión de tráfico, según el DOT. 

Lea cómo puede proteger su flota del clima invernal con una alerta inteligente de clima en la cabina (en inglés).

2. Mecánico

Otro factor que puede causar congestión en el tráfico es una falla mecánica. Si bien podría decirse que una falla mecánica podría caer en una categoría causada por el hombre, como si la persona fuera el responsable por no dar el mantenimiento adecuado a un neumático, no siempre es así. Las fallas mecánicas también pueden ser causadas por factores externos, como un objeto afilado en la carretera y se pueden presentar repentinamente mientras conduce, incluso si acaba de darle mantenimiento a su vehículo.

Si bien los seres humanos pueden ayudar a prevenir y disminuir los problemas mecánicos al inspeccionar los vehículos antes de cada viaje y asegurarse de realizar el mantenimiento preventivo a tiempo, en cualquier caso, estos problemas obligan al conductor a salir de la carretera. Cuando está en una avenida de cinco carriles, esta tarea puede resultar difícil. Cuando otros conductores se apresuran a moverse alrededor del vehículo detenido, solo afectan más el tráfico cuando se desplazan a los carriles circundantes en lugar de detenerse para permitir que la persona llegue rápidamente a la orilla.

De nuevo, si bien en algunos escenarios un conductor pudo haber evitado el problema, hasta los conductores más experimentados y responsables pueden encontrarse en estas situaciones.

3. Humano

La causa más común del tráfico son los seres humanos. Desde conducir distraídamente o en estado de ebriedad hasta hacerlo con sueño o bajo un estado de ánimo alterado, existen muchos escenarios peligrosos que, incluso con toda nuestra habilidad e inteligencia, los humanos activamos al conducir. Basta con darle un vistazo a algunas estadísticas de accidentes mortales en el tráfico en 2016 (en inglés) de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras en los Estados Unidos para tener una visión clara del caos que nuestras decisiones pueden causar al conducir:

El informe de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) de 2016 también descubrió que conducir distraídamente y conducir con sueño disminuyeron en comparación con 2015. Si bien distraerse al conducir puede no causar tantas muertes, es un área donde el comportamiento del conductor puede afectar el tráfico de forma regular. Considere esto: en un estudio de la Fundación AAA para la seguridad del tráfico (en inglés) sobre la carga cognitiva del cerebro durante la conducción, el conductor tarda un promedio de 27 segundos en recuperar la concentración para conducir.

Atascamiento por tráfico fantasma:

No es sorprendente que los conductores terminen tomando decisiones rápidas y se involucren en comportamientos como el frenado repentino. Una vez que el conductor pisa el freno porque se distrajo, comienza un efecto de onda. Dependiendo de otras condiciones del tráfico, este error en el frenado podría ralentizar el tráfico en ese carril y los carriles circundantes durante horas. Esto es lo que se conoce como atascamientos por tráfico fantasma (en inglés) porque, a medida que los conductores atraviesan el punto de inactividad, parecerá que nada ha provocado la desaceleración. Los investigadores lo describen como el mismo efecto de onda provoca una bomba.

Ver también: Predecir la congestión del tráfico con el comportamiento de conducción (en inglés).


La situación empeora cuando el escenario de frenado repentino se convierte en un choque de autos. De nuevo, el hecho de salir de la avenida causa aún más tráfico residual, especialmente cuando los otros conductores se ponen a "curiosear".

Pero la verdad es que gran parte de la congestión causada por los seres humanos se debe a una razón mucho más simple que cualquiera de las enumeradas anteriormente: la capacitación de los conductores. Muchos de los lectores de nuestra flota que han pasado por programas de capacitación para conductores probablemente estén de acuerdo. Para obtener una licencia, un conductor debe demostrar que entiende las reglas al conducir, no necesariamente la mejor manera de incorporarse a una avenida o usar el acelerador en lugar del frenado repentino para lidiar con el tráfico que se detiene y avanza. Si todos los conductores tuvieran la capacitación de seguridad de la flota que muchos conductores de flota tienen, se puede argumentar que se podría evitar cierta congestión en el tráfico.

4. Infraestructura

Otra categoría que también podría ser causada por el hombre es la infraestructura. Sin embargo, considerando que los humanos la crearon, la infraestructura es tan vasta y el mundo a su alrededor cambia tan rápidamente que eso no es necesariamente culpa de los ingenieros que no previeron las demandas que tendrían las carreteras a tasas exponenciales. Desde los baches que causan desaceleraciones hasta los cuellos de botella en áreas donde los vehículos rebasaron la capacidad de las avenidas, la infraestructura es el troll oculto que amplifica los problemas de tráfico en muchas áreas urbanas y suburbanas.

Solo los cuellos de botella representan el 40% de las causas de congestión en el tráfico, según el DOT.

Irónicamente, en nuestros esfuerzos por mejorar la infraestructura, su construcción también causa el 10% del tráfico.

Tomando el control 

Si bien los factores ambientales están fuera de nuestro control, la tecnología brinda cierta esperanza para resolver los desafíos del tráfico. La tecnología de vehículos autónomos tiene el potencial de mitigar los errores humanos, las señales de tráfico inteligentes pueden mantener las carreteras en movimiento de manera intuitiva, y los corredores de tráfico inteligentes podrían eliminar ese tráfico fantasma de una vez por todas. Nuestra presión arterial sin duda podría aprovechar el descanso. 

Temas relacionados (en inglés):

Optimización de rutas: Brindar mejor planificación con el modelado de tráfico 

6 estadísticas de accidentes de tráfico que no debe ignorar

7 soluciones de la ciudad inteligente para reducir la congestión en el tráfico

Comparta esta historia

Facebook LinkedIn Twitter Email