coche-rojo-entre-el-surtidor-de-gasolina-y-el-cargador-del-coche-eléctrico

Cómo crear una estrategia de electrificación de la flota

Publicado el 19 de Abril de 2021 en Coche eléctrico y sostenibilidad por Geotab


La electrificación de una flota no se lleva a cabo de un día para otro

Tanto si quieres electrificar toda tu flota, como si solo quieres electrificar un vehículo, hay que tener en cuenta muchas cosas. No es tan sencillo como encontrar un vehículo de tamaño equivalente. Deberás tener en cuenta las pautas de conducción diarias, los costes de funcionamiento y el equipo de carga necesario. Se necesita una estrategia que se centre en dos cosas: elegir el vehículo correcto y crear la infraestructura de carga.    

Tres preguntas clave para encontrar el vehículo adecuado  

Cada día aparecen en el mercado nuevos modelos de vehículos eléctricos y, al igual que con cualquier vehículo de flota, es fundamental elegir el correcto para la aplicación. Para determinar cuál es el mejor vehículo eléctrico para tu flota hay que responder a tres preguntas.

 

¿Cuál es la distancia máxima que puede recorrer el vehículo en un día?

El primer paso es comprender cuáles son los requisitos de autonomía del vehículo, que muy probablemente se determinarán en función de la distancia que el vehículo recorrerá en un solo día. Hay algunos vehículos eléctricos de batería de larga autonomía (BEV) que pueden recorrer más de 482 km con una sola carga. Sin embargo, si tu ciclo de trabajo diario es mucho menor, puede tener sentido comprar un modelo de baja autonomía más barato.

 

¿Cuál es el coste actual de funcionamiento del vehículo?

Actualmente, el precio de compra de un vehículo eléctrico es más elevado que el de su homólogo con motor de combustión interna (ICE). La razón por la que los VE acaban saliendo ganando es porque tienen unos costes de combustible y mantenimiento mucho más bajos. Repostar el vehículo con electricidad es una fracción del coste de la gasolina. 

 

Según un estudio realizado por la Universidad de Michigan, el funcionamiento de un VE cuesta menos de la mitad que el de un vehículo con motor de combustión interna si se tiene en cuenta solo el combustible. Si se incorpora el ahorro de poder evitar los costes de mantenimiento, como los cambios de aceite o la sustitución de las correas de distribución, los VE ahorrarán más dinero durante la vida útil del vehículo.

 

¿Cuál es el tiempo de parada del vehículo y dónde se produce?

Para asegurarte de que tus vehículos están completamente cargados cuando lo necesitan, tienes que tener en cuenta dónde se encuentran y cuánto tiempo van a estar allí. Esto determinará cuántas estaciones de carga necesitarás, dónde debes colocarlas y las necesidades generales de energía. El tiempo de parada y la ubicación de cada flota van a ser diferentes, por lo que es importante utilizar los datos de tu propia flota al revisar esta cuestión.

Ya has elegido los vehículos, ahora ¿cómo los vas a cargar?

La planificación de la infraestructura de carga necesaria es uno de los aspectos más difíciles de la transición a una flota eléctrica. Debes examinar una serie de factores a la hora de instalar el equipo de carga necesario o el equipo de suministro de vehículos eléctricos. 

 

¿Cuál es la ubicación óptima de las estaciones? 

Entender los patrones de conducción de tus vehículos es el primer paso para saber dónde instalar los puntos de carga. Si la distancia de conducción diaria es menor, puede tener sentido que los vehículos se carguen en el depósito de la flota o que se carguen en el domicilio de los empleados. Por otra parte, si se desplazan más lejos, es posible que tengas que instalar un equipo en las instalaciones de un cliente para poder cargar durante el día. Independientemente de la ubicación, es posible que tengas que consultar a un electricista o ingeniero eléctrico para asegurarte de que la infraestructura eléctrica del lugar es adecuada. 

 

¿Cuántas estaciones necesitas? 

El número de estaciones de carga necesarias variará en función de una serie de factores. Esto incluye el número total de vehículos eléctricos, sus ciclos de trabajo y su autonomía individual. Si el ciclo de trabajo de tus vehículos es escalonado, o si tienes tiempos de parada largos, puede que no necesites un cargador para cada VE. Una última cosa a tener en cuenta es si el equipo se utilizará exclusivamente para tu flota o estará abierto al público. 

 

¿Qué tipo de estaciones necesitas?

Hay tres tipos diferentes de equipos de carga que se identifican por la cantidad de energía que utilizan, lo que en última instancia determina la rapidez con la que se cargan los vehículos. 

 

Nivel 1 – Este equipo es el que menos energía consume y el que más lento carga. Es la opción menos costosa, ya que el equipo se incluye con la compra del VE y simplemente se conecta a una toma de corriente estándar de 120 voltios. Sin embargo, un cargador de nivel 1 solo proporciona entre 5 y 8 km de autonomía por hora, lo que significa que se podría tardar más de 20 horas en cargar completamente un BEV de gran autonomía.  

 

Nivel 2 – Este equipo permite una solución de carga más rápida, evitando al mismo tiempo importantes actualizaciones de la infraestructura. Dependiendo de las capacidades del propio VE, los cargadores de nivel 2 pueden proporcionar hasta 70 km de autonomía por hora y normalmente pueden cargar un vehículo en unas 3-7 horas. Los cargadores de nivel 2 utilizan una conexión doméstica de 240 v.

 

Carga rápida de CC - Es la forma más rápida de cargar un VE y es la que se suele utilizar en las estaciones de carga públicas. Pueden suministrar más de 100 kW de potencia y hacer que un VE típico de 160 km alcance el 80 % en solo media hora. Los cargadores rápidos de CC son la opción más cara de instalar, ya que requieren una infraestructura eléctrica importante. También es importante tener en cuenta que algunos VE, sobre todo los híbridos enchufables, no pueden utilizar este tipo de equipos. 

 

Si tienes previsto instalar varios puntos de carga, debes ponerte en contacto con tu proveedor de servicios públicos para evitar cargos de demanda innecesarios. También pueden asesorarte sobre los programas de tarifas eléctricas comerciales que puedan ofrecer.

Es importante tener una estrategia al considerar la posibilidad de utilizar la electricidad

La electrificación de las flotas puede parecer una tarea de enormes proporciones a primera vista, pero todo lo que se necesita es una estrategia sólida. Las ventajas de la electricidad superan con creces los obstáculos iniciales y los gestores de flotas deberían empezar a estudiar las opciones disponibles. Si estás preparado para empezar a estudiar tus opciones, nuestro eBookl es un buen punto de partida. 

 

Descarga la Guía definitiva para la electrificación de flotaspara empezar hoy mismo.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.

Suscríbete al blog de Geotab

Recibe correos con las últimas noticias y consejos del sector de las flotas. Puedes darte de baja en cualquier momento.