La seguridad y la sostenibilidad toman la delantera en las flotas de Latinoamérica


Safety and Sustainability
Autor: Mili Muniz, Coordinadora junior de marketing bilingüe
Como en otras partes del mundo, la gestión de flotas en Latinoamérica está evolucionando y nuevas prioridades están surgiendo. La seguridad y la sostenibilidad de flotas finalmente están recibiendo la importancia y atención que merecen. A continuación, observaremos una visión general de lo que está sucediendo en la región.

Elevar el nivel de la seguridad vial en Latinoamérica


Las estadísticas sobre colisiones destacan la necesidad de tomar medidas en cuanto a la seguridad. Cada año, ocurren 115,000 muertes en carretera (nota en inglés) en Latinoamérica. Lamentablemente, las colisiones de vehículos son la causa principal de muerte en niños entre 5 y 14 años de edad. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que solamente en Brasil las colisiones provocan más de 42,000 muertes anuales (nota en inglés), lo que la convierte en “una de las tasas de mortalidad más altas del mundo”.
Si bien las investigaciones del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para Latinoamérica y el Caribe (Latin NCAP) demostraron que los estándares de seguridad en los vehículos en Latinoamérica están obsoletos y se deben revisar (nota en inglés), actualizaciones regulatorias recientes muestran que se está produciendo un cambio.
Ver también: Importancia de las clasificaciones de seguridad con cinco estrellas: explicación a partir de la prueba de choque (nota en inglés).
El Latin NCAP, establecido en el 2010, ofrece a los ciudadanos de Latinoamérica y el Caribe información independiente, transparente e imparcial sobre la seguridad de sus vehículos actuales y futuros. El programa busca aumentar la conciencia sobre seguridad vehicular y animar a los ciudadanos a adquirir modelos de vehículos más seguros, además de influir en los fabricantes para aumentar los estándares de seguridad de los vehículos.

Mejoras de seguridad de los vehículos


El presidente de Brasil firmó el plan Rota 2030 (nota en inglés) en julio del 2018. Esta política de la industria automotriz, primera de su clase en la región, busca que los fabricantes cumplan con las nuevas normas de seguridad y eficiencia energética. La política se divide en tres fases que se implementarán desde finales del 2018 hasta el 2032. Cada fase incluirá cambios graduales con el fin de alcanzar el objetivo general de mejorar la seguridad y la sostenibilidad del país. Hoy en día, en Brasil los vehículos nuevos deben incluir bolsas de aire (nota en inglés).
Por otra parte, Ecuador y Chile ocupan el primer y segundo lugar (nota en inglés), respectivamente, por tener los más altos estándares de seguridad vial, incluida la protección frontal y lateral en caso de colisión.
Las normativas sobre seguridad en países como Perú, que incluyen únicamente medidas de seguridad mínimas (nota en inglés), tales como frenos, parachoques y ventanas, todavía requieren un mayor desarrollo.
La primera prueba de vehículos de Latin NCAP en 2010 mostró que los vehículos más vendidos en Latinoamérica estaban retrasados por 20 años en cuanto a sus medidas de seguridad en comparación con Norteamérica y Europa. En el 2014, cinco modelos de vehículos recibieron una calificación de seguridad de cinco estrellas, los cuales superaron los requisitos reglamentarios. En el 2018, dos vehículos (modelos de Volkswagen y Mitsubishi) lograron la calificación de cinco estrellas de seguridad para adultos, mientras que otro vehículo, un Fiat, recibió cuatro estrellas.

Leyes de seguridad vial


Otros países de Latinoamérica, como México y Colombia, destacan por buscar alcanzar una reducción de un 50 por ciento (nota en inglés) en la tasa de mortalidad a causa de una colisión vial para el 2020. México también estableció leyes contra la conducción bajo la influencia del alcohol. Asimismo, Colombia impuso límites de velocidad nacionales y promulgó leyes (nota en inglés) contra el uso de teléfonos celulares mientras se conduce.
Las Naciones Unidas, la OMS y una larga lista de colaboradores llamaron a la acción en estos asuntos con la declaración del Decenio de Acción para la Seguridad Vial con la esperanza de motivar a los funcionarios del gobierno a crear programas que busquen aumentar la seguridad vial para el 2020. La iniciativa tiene objetivos ambiciosos en cuanto a generar nuevas políticas, mejorar las condiciones de la carretera, educar a los conductores, aumentar la seguridad vial y mejorar la respuesta ante colisiones, todo en nombre de la seguridad vial y con el fin de salvar vidas.

Nuevo impulso para que los vehículos eléctricos e híbridos avancen


Los vehículos eléctricos están comenzando a afianzarse en varios países de Latinoamérica gracias al enfoque del gobierno en producir energía limpia y reducir las emisiones. En general, Latinoamérica en su lucha contra la congestión vehicular, la cual provoca tiempo en ralentí prolongado y contribuye a aumentar las emisiones de CO2 y los costos de combustible. Esto hace que las entregas a los clientes sean un desafío y disminuye la productividad de la flota.
La congestión vehicular es problemática para países como Perú (nota en inglés), en particular, donde aproximadamente el 57 por ciento de las personas pasan más de dos horas en cada viaje para ir y volver del trabajo. A modo de poner de relieve la necesidad de un cambio, en el 2015, la OMS centró dos de sus 17 Metas de Desarrollo Sostenible (SDG, por sus siglas en inglés) en aumentar la sostenibilidad en las ciudades y comunidades, además de construir infraestructuras que apoyen el desarrollo sostenible y la innovación.
Chile fue el primer país en Latinoamérica en adoptar la norma Euro-5 y restringir las emisiones de los vehículos y, actualmente, busca establecer la nueva norma Euro-6 para septiembre del 2020 (nota en inglés). Chile también promulgó una Estrategia Nacional de Electromovilidad con el objetivo de reducir la demanda de energía en un 20 por ciento, bajar las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr que un 40 por ciento de los vehículos privados y un 100 por ciento de los vehículos de transporte público sean eléctricos para el 2050 (nota en inglés).
Perú avanza mediante la puesta en marcha de la norma Euro-4, que establece límites (nota en inglés) en las emisiones de monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC) y partículas en suspensión (PM) para vehículos diésel y a gasolina. El Ministerio de Energía y Minas de Perú también otorgará bonificaciones a los ciudadanos y las empresas que compren vehículos eléctricos a partir del 2019. Asimismo, el Consejo Superior de Política Fiscal de Colombia importó 46 000 vehículos eléctricos e híbridos (nota en inglés) libres de impuestos. El 15 de enero del 2018, el Gobierno de Argentina aprobó la política 797-E (nota en inglés), que exige a los fabricantes e importadores de vehículos declarar las emisiones de CO2 y el consumo de combustible.
El año pasado, Costa Rica expresó su deseo de convertirse en la primera nación neutra en carbono para el 2021. Algunos de los productores de café y frutas más famosos de Costa Rica ahora ejecutan operaciones sin emisiones (nota en inglés). El aumento del número de vehículos eléctricos en el país será fundamental para lograr ese objetivo. El Gobierno de Costa Rica, en colaboración con Mitsubishi, lanzó una iniciativa (nota en inglés) para abastecer a universidades y organismos públicos de vehículos verdes, incluidos vehículos mini con batería eléctrica y vehículos utilitarios eléctricos con enchufe, ambos ya enviados. Costa Rica también proporciona exenciones fiscales para los vehículos eléctricos.
El número de estaciones de carga de vehículos eléctricos está creciendo en Costa Rica, México, Colombia, y Uruguay. El Zacua, un vehículo eléctrico 100 por ciento mexicano y construido en un 40 por ciento con piezas de origen local, está en producción y se espera que salga a la venta a finales del 2018.

Conclusión


Con los nuevos programas, normas y políticas sobre seguridad y sostenibilidad, junto con el cumplimiento de la normativa, Latinoamérica está trabajando para tener un futuro más seguro y limpio. Los cambios también alientan a los ciudadanos y a las empresas a participar a su manera, mediante la mejora del comportamiento de conducción y el aumento de compras conscientes de vehículos.
Cuéntenos sobre la experiencia de su flota en Latinoamérica. Le invitamos a dejar un comentario a continuación. Para obtener más noticias sobre las flotas y consejos sobre la gestión de ellas, suscríbase al blog de Geotab (nota en inglés).

Temas relacionados:


Best Practices in Management (Latin America)
Bogota Traffic Jam: Colin Sutherland Video Diary
How Fleet Safety Standards can Reduce Fatalities

Comparta esta historia

Facebook LinkedIn Twitter Email