5 consejos de conducción sostenible para ahorrar combustible

Publicado el 1 de Marzo de 2021 en Coche eléctrico y sostenibilidad por Geotab


La conducción sostenible es beneficiosa para los propietarios de vehículos y para el medio ambiente.

¿Sabías que la forma en que conduces, no solo la distancia y el tiempo de conducción, afecta a la cantidad de combustible que utiliza tu vehículo? La conducción sostenible permite ahorrar cientos de euros en combustible por cada vehículo al año y constituye una parte importante de un programa de sostenibilidad de la flota.

¿Qué es la conducción sostenible?

La conducción sostenible es una forma de conducir un vehículo que tiene por objetivo utilizar menos combustible y tener un impacto menor en el medio ambiente.

 

El primer uso del término "conducción sostenible" se atribuye (en inglés) a la Escuela Nacional de Conducción de Suecia en 1998. Posteriormente, el concepto empezó a aparecer en algunos programas de conducción europeos a principios de los 2000 y, desde entonces, se ha generalizado su uso.

¿Qué se puede lograr con la conducción sostenible?

De acuerdo con el Departamento de Energía de EE. UU. (en inglés), la conducción agresiva puede reducir la autonomía en un 15-30% (a velocidades de autopista) o en un 10-40% (en tráfico con paradas intermitentes). A medida que la legislación sobre consumo de combustible se hace más estricta, vale la pena adoptar técnicas de conducción sostenible para reducir las emisiones de carbono de tu flota.

 

Ventajas de la conducción sostenible según lo citado por el Servicio Forestal de EE. UU. (en inglés):

  • Consumo de combustible y costes menores
  • Reducción de las emisiones de gases de escape, incluido el CO2
  • Disminución del desgaste del vehículo
  • Aumento de la seguridad

Técnicas de conducción sostenible

1. No frenes bruscamente

Evita acelerar y frenar demasiado rápido siempre que sea posible. En su lugar, si el tráfico lo permite, levanta el pie del acelerador y utiliza la inercia para desacelerar.

 

La aceleración y el frenado brusco aumentan el consumo de combustible y pueden desgastar tu vehículo (en inglés). Frenar bruscamente puede calentar en exceso las pastillas de freno, aumentar su desgaste y hacer que los rotores se deformen.

 

Un frenado brusco también puede activar el ABS de tu vehículo cuando no es necesario, y eso podría perjudicar al rendimiento de los frenos. Si tienes un vehículo antiguo sin ABS, un frenado brusco puede provocar un desgaste irregular en tus neumáticos.

2. Regula la velocidad

Según Natural Resources Canada (en inglés), si cambias la velocidad de 75 km/h a 85 km/h cada 18 segundos, corres el riesgo de aumentar el consumo de combustible en un 20%.

 

Siempre que puedas hacerlo de forma segura según las condiciones de tráfico, trata de mantener una velocidad constante y plantéate utilizar el control de crucero. También puede ser beneficioso dejar que la velocidad descienda ligeramente mientras subes una pendiente; recuperarás algo de velocidad en el otro lado.

3. Reduce el exceso de peso

Cuanto más pese tu vehículo, más combustible necesitarás para moverlo. En los últimos años, los fabricantes de automóviles han mejorado los materiales y diseños para reducir el peso del vehículo, pero transportar objetos y equipos pesados puede tener un efecto negativo en el consumo de combustible.

 

Comprueba si hay equipos que no vayas a necesitar ese día para retirarlos del interior o del techo de tu vehículo. Al comprar un vehículo nuevo, considera la posibilidad de elegir un modelo con un motor más pequeño y mayor eficiencia de combustible que se adapte a las necesidades de tu flota.

4. Optimiza las rutas

Intenta combinar varios viajes en uno y planifica tu ruta con antelación. Presta atención a las notificaciones de tráfico, ten en cuenta las zonas de obras y evita las rutas que pasen por cruces o ciudades con mucho tráfico si es posible.

 

Gracias a la optimización de rutas puedes minimizar el tiempo en ralentí, reducir el riesgo de frenado brusco y acortar el tiempo de conducción. Si gestionas una flota de vehículos, puedes utilizar herramientas tecnológicas que te ayuden a coordinar los recursos para su envío y entrega.

5. Evita el tiempo en ralentí

¿Sabías que dejar tu vehículo en ralentí durante más de 10 segundos consume más combustible que si lo apagas y lo enciendes de nuevo? Argonne National Laboratory (en inglés) calcula que cada día alrededor de 1 millón de camiones pesados de largo recorrido se ponen en ralentí durante las paradas obligatorias.

 

Cuando no estés en carretera, apaga el vehículo si esperas estar en ralentí durante más de 60 segundos. Si una de las razones principales para activar el ralentí es el control de temperatura, plantéate invertir en calefactores de cabina, calentadores de refrigerante, acondicionadores de aire de almacenamiento u otro equipo de reducción de ralentí (en inglés).

¿Por qué es importante la conducción sostenible?

Corregir las técnicas de conducción poco eficientes es beneficioso para los propietarios de vehículos y para el medio ambiente. Puedes obtener más ideas de flotas verdes en este blog: ¿Puede la gestión de una flota contribuir a alcanzar los objetivos de sostenibilidad empresariales? La respuesta es sí.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.