Triángulo de emergencia

Nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera

Publicado el 9 de Julio de 2021 en Seguridad Vial por Joaquín Domenech


Objetivo: más seguridad para quienes prestan ayuda y quienes la necesitan

El nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera está en vigor desde el pasado 1 de julio. Introduce cambios pensados para reducir la siniestralidad de los conductores que sufren una emergencia y se ven obligados a detener el vehículo en la calzada; también de los operarios que acuden a prestar ayuda.

 

Datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Empresas de Auxilio en Carretera (ANEAC-FENEAC), afirman que, en España, se realizan cada día unas 11.000 asistencias en carretera. No es un trabajo seguro: desde 2015, 60 personas han perdido la vida al acudir a prestar asistencia a vehículos siniestrados o averiados, tres de ellos en los primeros meses de 2021.

 

La Dirección General de Tráfico añade otro dato preocupante: entre 2019 y 2020 un total de 28 personas perdieron la vida al descender su vehículo para colocar las señales de advertencia.

Los grandes cambios del Reglamento de Auxilio en Carretera

El Real Decreto con el que entra en vigor el nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera tiene como objetivo garantizar la seguridad de los trabajadores de grúas y de quienes necesitan asistencia en carretera. Por primera vez, se reconoce de forma específica al sector y la labor del técnico de auxilio en vías públicas, ya que hasta el momento se encuadraba en el transporte de mercancías.

  • Se introduce la luz de emergencia V-16 como elemento para indicar la presencia de un vehículo detenido en la calzada. Este elemento aumenta la seguridad del conductor que no tendrá que apearse del vehículo para su colocación (se fija en el techo gracias a la superficie imantada) y es visible a mayor distancia que los triángulos de emergencia. Su uso es voluntario desde el 1 de julio y así se mantendrá hasta el 1 de enero de 2026. Desde ese momento pasará a ser obligatorio en sustitución de los triángulos.
  • El nuevo Reglamento crea un Registro Estatal de Auxilio en Vías Públicas (REAV), que dependerá de la DGT y en el que únicamente las grúas inscritas podrán retirar y/o trasladar los vehículos averiados o accidentados. Cada uno de los operadores tendrá un número de registro propio y un código provincial, en función de su domicilio. Esta medida supone un gran avance para el sector, puesto que eliminará la economía sumergida, entre otras cosas.
  • Nuevo protocolo de seguridad para los rescates. La nueva normativa obliga a comunicar de forma telemática la ubicación del vehículo averiado o accidentado a la plataforma DGT 3.0. Este es solo el primer paso de un proyecto de conectividad mucho más ambicioso que permitirá que en los próximos años todos los implicados tengan conocimiento en tiempo real y con antelación suficiente de la presencia de un vehículo estacionado en la calzada.
  • Otra de las novedades hace referencia a la señalización de los vehículos de emergencia. La nueva norma obliga a que todos lleven tres señales: V-2, V-23 y V-24.

La señal V-2 es luminosa y va acompañada por unas placas retrorreflectantes con franjas rojas y blancas. La señal V-23 es reflectante y marca todo el contorno del vehículo para hacerlo visible en condiciones de baja luminosidad. Mientras que la señal V-24 identifica que el vehículo es de auxilio e incorpora más información (número de REAV, código provincial…).

Cuando la conectividad se convierte en seguridad

El Real Decreto redactado por la DGT y aprobado por el Congreso recoge los requisitos que deben cumplir las luces de emergencia. La mayoría hacen mención a su aspecto y composición:

  • El dispositivo debe ser de color amarillo auto
  • El sistema óptico estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y en vertical un mínimo de ± 8 grados hacia arriba y hacia abajo
  • La intensidad debe ser en el grado 0, entre 40 y 80 candelas efectivas, y en los grados ±8, de un mínimo de 25 candelas. En ambos casos, dicha intensidad se mantendrá durante al menos 30 minutos
  • El grado de protección IP será al menos IP54
  • El equipo estará diseñado para quedar estable sobre una superficie plana, no desplazándose frente a una corriente de aire que ejerza una presión dinámica de 180 Pa, en la dirección más desfavorable para su estabilidad
  • El funcionamiento de la luz debe estar garantizado a temperaturas de −10 ºC y 50 ºC
  • La frecuencia de destello tiene que estar entre 0,8 y 2 Hz.
  • La alimentación del dispositivo será autónoma a través de una pila o batería que deberá garantizar su uso al cabo de 18 meses

A todas estas, a partir de 2026, cuando su uso deje de ser voluntario y se convierta en obligatorio a los requisitos habrá que sumar el de la conectividad.

 

Para esa fecha, Tráfico espera que el proyecto DGT 3.0 esté plenamente operativo. Según explican los responsables, “es una plataforma que permitirá conectarse entre sí a los usuarios de la vía, ofreciendo información del tráfico en tiempo real”. A nivel práctico será el punto de conexión al que las luces de emergencia lanzarán la geoposición del vehículo averiado/siniestrado; también lo harán los servicios de emergencia que acudan a prestar ayuda. Al mismo tiempo, los vehículos equipados con luz V-27 recibirán una alerta en el habitáculo advirtiendo de la cercanía de un vehículo detenido.

 

Geotab cuenta con varias herramientas de conectividad que permiten sacar el máximo partido a la flota de vehículos de una empresa, al mismo tiempo que aumentan la seguridad de los conductores.

Consulta en este enlace para conocerlas 


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.