Foto del centro de Madrid desde el aire

Zonas de Bajas Emisiones, otra razón para electrificar la flota de coches de tu empresa

Publicado el 6 de Julio de 2021 en Coche eléctrico y sostenibilidad por Jaime Maqueda


Aprobada el pasado mes de mayo, la Ley de Cambio Climático de España contempla la creación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en municipios de más de 50.000 habitantes. La medida será de obligado cumplimiento a partir de 2023, lo que supondrá importantes cambios para la movilidad urbana.

La implantación de ZBE a nivel nacional es solo uno de los pilares sobre los que se sustenta la primera ley nacional para luchar contra el cambio climático. Esta es una hoja de ruta que marca el camino a seguir para reducir el calentamiento global y las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes. 

 

El objetivo más ambicioso es la nueva Ley de Cambio Climático en España compromete a alcanzar la neutralidad climática en 2050. Supone esto que, dentro de 30 años, solo se debería emitir gases de efecto invernadero que puedan ser captados por sumideros (bosques, por ejemplo). Conseguirlo implica reducir drásticamente el consumo de combustibles fósiles.

No más tarde de 2040, todos los coches serán eléctricos

Aunque todavía hay casi dos décadas de margen, lo cierto es que los coches de combustión tienen los días contados. La Ley de Cambio fija 2040 como el año en que todos los coches nuevos serán cero emisiones. Es decir, a partir de ese año no se podrán vender turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos (no destinados a usos comerciales) que emitan CO2.

Puntos de carga en los edificios

Reducir el uso de combustibles fósiles y, con ello, de las emisiones contaminantes derivadas del tráfico rodado pasa, obligatoriamente, por impulsar el uso de formas de movilidad no contaminantes.

Para dar un buen empujón al coche eléctrico, a partir de 2023, todos los edificios que no estén destinados a uso residencial y con más de 20 plazas de aparcamiento, deberán contar con infraestructuras de recarga eléctrica. Las gasolineras también tendrán que tener un número de puntos de recarga eléctrica que se establece en función de sus márgenes operativos.

Un tercer punto importante: el Gobierno habilitará un Punto de Acceso Nacional de información sobre puntos de recarga en tiempo real.

Qué es una Zona de Bajas Emisiones

Las Zonas de Bajas Emisiones se definen como áreas urbanas en las que se limita la circulación por criterios medioambientales. Habitualmente, las ZBE prohíben la entrada de los vehículos más contaminantes. En España, los ayuntamientos aprovechan la clasificación medioambiental de la DGT para establecer las limitaciones. 

En función de la aplicación temporal de las restricciones, es posible encontrar: 

  • ZBE temporales. En estas las limitaciones se establecen en caso de episodios de alta contaminación y se desactivan cuando los límites vuelven a registros permitidos. Es el caso, por ejemplo, de las restricciones que impone Madrid en su Protocolo Anticontaminación; también tienen protocolos ante episodios de alta contaminación Valencia, Valladolid o Gijón.
  • ZBE permanentes. Las restricciones no dependen de los índices de contaminación, sino que se mantienen inalterables en el tiempo. Es el caso del antiguo perímetro de Madrid Central o la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona (ambos ejemplos los vemos con detalle a continuación)

Qué vehículos pueden y cuáles no acceder a las ZBE

Aunque son los ayuntamientos los que deciden qué restricciones imponen en las ZBE, las pautas son muy homogéneas en España.

Como normal general:

  • Se prohíbe el acceso a los vehículos que no tienen distintivo medioambiental, salvo que pertenezcan a residentes. Estos son los coches de gasolina anteriores a la norma Euro 3 (habitualmente, matriculados antes del 2000) y los diésel anteriores a la norma Euro 4 (habitualmente, matriculados antes del 2005 o 2006).
  • Los vehículos con etiqueta C y B pueden acceder, pero con limitaciones
  • Los vehículos con etiqueta ECO tienen acceso libre, pero se les imponen restricciones para el estacionamiento
  • Los vehículos con etiqueta Cero Emisiones tienen acceso y estacionamiento libre, incluso gratuito en muchas ciudades

Zonas de Bajas Emisiones en municipios de más de 50.000 habitantes 

Volvemos a lo que nos ha traído hasta aquí…

 

Por imperativo legal todos los municipios de más de 50.000 habitantes deberán tener operativas Zonas de Bajas Emisiones a partir de 2023. Hemos consultado los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y son un total de 84. A estos hay que sumar los que tienen entre 20.000 y 50.000 habitantes, que también deberán contar con ZBE siempre y cuando sus índices de contaminación superen los límites permitidos (con este censo de población hay 266 municipios en España).

Madrid y Barcelona, las ciudades que han hecho ‘los deberes’ antes de tiempo

Madrid Central y la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona son los primeros ejemplos que se han puesto en marcha en España. 

 

Madrid Central se puso en marcha a finales del año 2018, con una extensión de 5 km2 a los que no pueden acceder los vehículos que no tienen distintivo medioambiental. Los C y B pueden entrar, pero no estacionar en la calle; mientras que los ECO tienen tránsito libre y estacionamiento limitado a dos horas; y los Cero Emisiones tienen libertad total de movimientos. Cámaras instaladas en las entradas del perímetro acotado comprueban que se respetan las restricciones so pena de multa de 100 euros. 

 

Recientemente el Tribunal Superior ha invalidado Madrid Central pero el ayuntamiento tiene un plan B denominado Ordenanza de Movilidad Sostenible que contempla la creación de Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEEP). El anteproyecto contempla dos ZBEEP en Madrid: en Centro y Plaza Elíptica, ambas contarán con medidas adicionales (de restricción de circulación, velocidad, creación de zonas peatonales, etc.) debido a que las necesidades de mejora medioambiental en estos puntos son más acusadas.

 

La ZBE de Barcelona, por su parte, cuenta con una extensión de 95 km2. Se calcula que puede alcanzar una reducción de las emisiones de partículas de casi un 40% y una disminución de óxidos de nitrógeno superior al 30%. 

 

Al interior del perímetro acotado en la ciudad condal no pueden acceder los vehículos sin etiqueta. Pero, a diferencia de las ZBE de Madrid que no distinguen días ni horas, en Barcelona la restricción de vehículos es de lunes a viernes, de 7.00 a 20.00 horas, en días laborables. De noche, los fines de semana y los días festivos todos los vehículos estarán autorizados a circular. 

ZBE para ensayar la movilidad del futuro

Quedan meses para que todos los municipios de más de 50.000 habitantes apliquen la Ley de Cambio Climático y pongan en marcha sus ZBE. Eso no significa que los conductores, en general, y los gestores de flotas, en particular no deban poner ya en marcha su proceso de transformación. 

 

Es más, la activación de las ZBE puede ser una buena oportunidad para valorar hasta qué punto las opciones menos contaminantes satisfacen las necesidades de movilidad de cada empresa.

 

En esta transición, el informe para la adopción de vehículos eléctricos de Geotab se convierte en una herramienta de gran utilidad. Proporciona el análisis de datos necesario para definir el proyecto de electrificación de su flota de forma adaptada al presupuesto y a los plazos de su organización. Este análisis abarca el tipo de vehículo, la autonomía y las previsiones de ahorro, lo cual hace que la transición al vehículo eléctrico sea mucho más sencilla.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.