Una guía simple para la carga de vehículos eléctricos

Publicado el 2 de Septiembre de 2020 en Coche eléctrico y sostenibilidad por Nicki Schill


Te presentamos una guía fácil y sencilla sobre la recarga de vehículos eléctricos

Guía fácil de carga de vehículos eléctricos

Si hablas con algún conductor de vehículos no eléctricos, la mayoría afirmará que lo que les más frena a la hora de adquirir un vehículo eléctrico es la falta de estaciones de carga eléctrica. Con la infraestructura actual, no siempre es posible enchufar un vehículo eléctrico donde y cuando se desea. El miedo a no poder cargarlos puede hacer que la gente y las organizaciones no quieran comprar vehículos eléctricos para conducirlos a diario.

 

Además, las variables de precios, las tarifas de aparcamiento y las horas de acceso limitadas pueden complicar aún más la carga de vehículos eléctricos. Sin embargo, conducir un vehículo eléctrico no tiene por qué ser difícil ni caro.

Descripción general de la guía

En esta guía de carga de vehículos eléctricos, trataremos los aspectos básicos: desde todo lo que necesitas para cargarlos en casa o en el trabajo hasta el mantenimiento de la carga durante la conducción. También echaremos un vistazo a cuánto tarda la carga de vehículos eléctricos y cuánto cuesta.

 

Puedes sacar el máximo partido a la conducción eléctrica si dispones de:

  • un enchufe para la carga en casa o en el lugar de trabajo
  • un buen conocimiento del uso del vehículo
  • una cuenta de carga eléctrica pública
  • una idea clara del coste y el tiempo necesarios para la carga

Los vehículos eléctricos tienen más sentido cuando el coste de repostaje de combustible (es decir, la carga) se mantiene bajo y el acceso es cómodo.

 

Términos relacionados con la carga de vehículos eléctricos

 

Antes de profundizar en los distintos aspectos de la carga, vamos a definir algunos de los términos clave:

 

Cargador de a bordo

 

Los dispositivos de carga de nivel 1 y 2 se instalan de fábrica y se denominan "cargadores de a bordo". Convierten la alimentación de CA de la pared en alimentación de CC que carga la batería del vehículo. La velocidad de carga puede variar, pero los cargadores de a bordo más comunes son de 6,6 kW en vehículos eléctricos con batería (BEV) y de 3,3 kW en vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV). La carga rápida con CC utiliza su propio cargador externo.

 

EVSE (Electric Vehicle Service Equipment)

 

Significa "equipo de servicio de vehículos eléctricos". Es el intermediario entre una fuente de alimentación y el puerto de carga del vehículo, y normalmente se monta en una pared o en un base. Su función es simplemente transmitir la alimentación de CA al vehículo de forma segura.

 

Carga de nivel 1

 

La forma de carga más lenta. Casi todos los vehículos eléctricos incluyen un cable que se conecta al cargador de a bordo del vehículo y a una toma doméstica de recarga estándar (120 V). Esta configuración proporciona entre 3 y 8 km por hora. Aunque esto no suena nada impresionante, puede funcionar en vehículos que viajan menos de 64 km al día y que se pueden cargar durante toda la noche.

 

Carga de nivel 2

 

Proporciona alimentación de  200-240 V a través de un EVSE que dispone de un enchufe que se conecta al coche o a través de una toma de recarga de 240 V (similar a la que utiliza un horno o un secador) que requiere un cable o adaptador. Los cargadores de nivel 2 pueden tener hasta 80 amperios y los conductores pueden añadir entre 16 y 104 km de autonomía en una hora de carga.

 

Carga rápida con CC

 

En este caso, el cargador es una máquina del tamaño de una bomba de gas. No hay un solo estándar para la carga rápida: Tesla dispone de la red Supercharger; Nissan Leaf, Kia y Mitsubishi obtienen la  carga más rápida con CHAdeMO; y Chevy Bolt, BMW, Volkswagen, entre otros, utilizan SAE Combo (sistema de carga combinada o CCS). Todos los cargadores rápidos anteriores proporcionan una carga de aproximadamente el 80 % en 30 minutos y cada año se lanzan al mercado opciones de carga más rápidas.

 

 Infográfico que muestra la comparación de la carga de 3 vehículos eléctricos

 

 

Fabricante de productos EVSE

 

Una empresa que fabrica equipos de estación de carga. Ten en cuenta que esto no significa necesariamente que también proporcionen una red (consulta a continuación).

 

Proveedor de servicios de vehículos eléctricos (EVSP)

 

Un EVSP proporciona la conectividad a través de una red de estaciones de carga. Al conectarse a un servidor central, gestiona el software, la base de datos y las interfaces de comunicación que permiten el funcionamiento de la estación.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

La mayoría de los vehículos eléctricos se cargan principalmente en casa o en una estación de recarga de flotas durante la noche, donde a menudo se recomienda instalar un sistema de nivel 2. Los fabricantes de estos sistemas cobran aproximadamente entre 400 y 500 €, aunque hay precios ligeramente más bajos (y opciones más caras) en el mercado.

 

Además del EVSE, los costes de instalación pueden ir de unos 200 € en un garaje doméstico hasta más de 900 € en una aplicación comercial, en función de la instalación y del electricista que proporcione el servicio. Por ejemplo, una instalación en mitad de un aparcamiento abierto costará más que instalar una estación montada en pared cerca del cuarto eléctrico. Una vez que esté listo para la carga, los precios de la electricidad en tu zona determinarán el coste de dicha energía.

Nota: En función de tu región, puede haber ayudas federales y estatales/provinciales para cargadores comerciales y domésticos.

 

Carga del vehículo eléctrico:

 

Suponiendo que pagues cerca de la media nacional de 0,11 euros por kilovatio-hora (kWh), añadir 120 km a un Nissan Leaf te costaría menos de 2,7 euros. Dicho de otro modo, la Agencia de EE. UU. de Protección del Medio Ambiente (EPA) calcula que a dicho vehículo le cuesta 0,88 euros recorrer 40 km.

 

En el Model S de Tesla, que tiene una autonomía superior a 402 km en varias de sus versiones, costaría menos de 4,5 euros para una autonomía de 201 km y de 9 euros para una batería completa desde cero. En comparación con el coste medio de combustible de 0,63 euros por litro y el consumo medio de combustible de 10,6 km por litro, se necesitarían unos 24 euros para obtener la misma autonomía, es decir, 402 km, en un vehículo de gasolina.

 

Si se carga un PHEV de gama inferior, el coste de la estación de carga es insignificante. Se puede renunciar al cargador de nivel 2 y conectarlo a una toma de recarga estándar en casa o en el trabajo. En modelos como el Ford Fusion Energi (9 horas), puedes conectarlo por la noche y encontrarte con 30 kilómetros de autonomía por la mañana.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en una estación pública?

Cuando conduces tu vehículo eléctrico por el campo y buscas un punto de carga, la situación se complica un poco más, ya que las estaciones públicas pueden o no requerir ser miembros, cobrar una tarifa o tener restricciones de acceso. Los propietarios de vehículos eléctricos suelen tener varias cuentas de proveedores en estaciones de carga para cubrir diversas necesidades durante los trayectos, aunque muchos proveedores de redes de carga ahora ofrecen itinerancia, lo que permite utilizar una cuenta para acceder a varias redes. Las aplicaciones de carga públicas, como PlugShare o ChargeHub, le ayudarán a localizar las estaciones disponibles.

 

Por lo general, los propietarios de las estaciones de nivel 2 establecen sus tarifas y,  mientras viaje , probablemente pueda ver precios desde  0,9 euros por hora hasta 4,5 euros por hora, así como estaciones  gratuitas. Estos precios no incluyen las tarifas de aparcamiento, que dependen de la ubicación.

 

Los conductores de vehículos eléctricos que esperan ahorrar tiempo con la carga rápida de CC suelen pagar más por la comodidad. Un proveedor popular de este departamento es EVgo, que cuenta con planes de pago por uso y 0,24 euros por minuto para sesiones de carga rápida (1,35 euros por hora para la carga de nivel 2). Otros planes incluyen una suscripción mensual por menos de 9 euros al mes (se aplica como crédito de pago) para desbloquear tasas de carga rápida con descuento de 0,21 euros por minuto.

 

Nota: Los nuevos compradores de vehículos eléctricos pueden aprovechar los paquetes de carga gratuitos de algunos fabricantes para recibir hasta dos años de carga gratuita.

Cómo prepararse para la carga de vehículos eléctricos

Empezar a utilizar vehículos enchufables puede parecer intimidante, especialmente cuando hay tantos factores que intervienen en la carga del vehículo.

 

A continuación se indican algunas formas de evitar errores comunes:

  • Conoce las ayudas antes de comprar: esta sugerencia se aplica a la compra subvencionada, así como a los descuentos para la carga. Conocer el precio final (después de la ayuda) facilitará la decisión en cuenta la reducción de los costes de combustible y mantenimiento, así como el coste de propiedad del proyecto en los próximos años.
  • Prepárate para cargar en el lugar donde el vehículo suele estar estacionado, normalmente durante la noche en casa o en las instalaciones de la flota.
  • Asegúrate de que el sistema eléctrico está preparado: el amperaje es importante al instalar una estación de carga, por lo que debes asegurarte de que la zona en la que planeas colocar la estación tiene capacidad para el amperaje especificado, 32 amperios, que suele requerir un disyuntor de 40 amperios. Consulta a electricistas de tu zona para saber cuánto costará la instalación.
  • Encuentra estaciones cerca del trabajo y otras paradas frecuentes: saber que dispones de opciones de carga cerca de tu trabajo, de tus principales clientes o de otra parada habitual facilitará la recarga en el día a día.
  • Ten en cuenta los cargadores rápidos y cómodos: cuando necesites una batería completa bajo demanda, te vendrá bien contar con un cargador rápido cerca de casa. Antes de suscribirte al paquete de un proveedor de carga, hazte una idea de dónde puedes cargar en un abrir y cerrar de ojos.
  • Investiga el ahorro en las horas de menos demanda: los costes de electricidad máximos pueden suponer hasta tres veces el coste durante los periodos de menos demanda. Descubre si tu proveedor de servicios ofrece programas para que los conductores de vehículos eléctricos encuentren las tarifas más bajas.

¿Qué es la carga inteligente?

Para gestionar las necesidades energéticas adicionales de la carga de vehículos eléctricos, sin depender de fuentes de energía costosas y contaminantes durante los picos de demanda, muchas empresas de servicios públicos han lanzado precios por tiempo de uso (TOU) para clientes empresariales y residenciales. La idea es cobrar  tasas más altas durante los periodos de mayor demanda, lo que anima a los clientes a trasladar sus recargas a las horas de menos demanda.

 

En áreas de alta adopción de vehículos eléctricos, algunas empresas de servicios públicos han ido un paso más allá y ofrecen una ayuda para que los clientes carguen sus vehículos eléctricos en otras horas del día. Este método cambia de forma fiable la carga fuera del pico de demanda al permitir que los conductores formen parte de la solución. Con este método, los conductores de vehículos eléctricos pueden elegir cuándo y dónde desean realizar la carga, al mismo tiempo que aprovechan las ventajas de las recompensas y los descuentos.

 

Los operadores de las instalaciones también pueden aprovechar la tecnología de carga inteligente que permite el uso de potencia variable en función de la hora del día o de cuántos vehículos consumen potencia al mismo tiempo.

Energía solar y carga de vehículos eléctricos

Dado que incluso las redes de energía más ecológicas de EE. UU. utilizan energía de combustibles fósiles, los conductores de vehículos eléctricos que desean una verdadera conducción sin emisiones  han buscado la respuesta en las instalaciones de paneles solares en casa. Si hay suficiente luz solar, los propietarios de vehículos eléctricos pueden obtener una cantidad considerable de carga solar.

 

Para fomentar este tipo de conducción con cero emisiones, Ford y SunPower ofrecen ayudas a los compradores de vehículos híbridos enchufables de Ford que optan por instalaciones de paneles solares. Del mismo modo, Tesla ofrece su solución de batería Powerwall a los consumidores de energía solar que desean almacenar energía para utilizarla posteriormente en un vehículo eléctrico o en otra aplicación en su hogar.

El futuro de la carga de vehículos eléctricos

A medida que lleguen al mercado vehículos eléctricos superiores a 321 kilómetros más asequibles, su autonomía con una sola carga será suficiente para la mayoría de las necesidades diarias e incluso semanales. Sin embargo, es probable que el enfoque cambie considerablemente a la carga rápida de CC, especialmente para quienes no tienen acceso a la carga en casa.

 

A medida que la carga rápida se acelera (varios fabricantes están empezando a desplegar una carga "ultrarrápida"), la carga de un vehículo eléctrico podría empezar a parecerse más al repostaje de un coche de gasolina, pero nada supera la comodidad de la carga en casa o en las instalaciones de la flota. La carga inalámbrica también se está abriendo camino en el mercado, lo que podría suponer otro punto de inflexión, especialmente para un futuro lleno de vehículos eléctricos autónomos.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.