vehículo en una carretera de noche

Alcolock y otros sistemas ADAS que tendrán que montar todos los coches nuevos desde hoy

Publicado el 6 de julio de 2022 en Seguridad Vial por Joaquín Domenech |  4 minutos de lectura


El 1 de julio entró en vigor la normativa europea que obliga a que todos los vehículos de nueva producción salgan de fábrica con 8 sistemas ADAS integrados. Siete son de obligada instalación para todo tipo de vehículos, y el Alcolock, de momento, solo para los destinados al transporte de personas.

ADAS son las siglas en inglés de Advanced Driver Assistance Systems. La traducción literal es Sistemas avanzados de Asistencia a la Conducción. Los expertos los denominan “ángeles de la guarda del conductor”, porque están pensados y diseñados para evitar o minimizar las consecuencias de aquellos siniestros que se producen por fallos humanos.

 

Con fecha 1 de julio de 2022, la normativa europea obliga a todos los fabricantes a equipar sus nuevos modelos con una lista de ocho sistemas ADAS. Supone esto que la obligación es para coches de nueva homologación; no será necesario incorporarlos en aquellos modelos que hayan sido homologados antes y en los que ya están en circulación.

 

Los expertos calculan que estas tecnologías permitirán evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años.

Los sistemas ADAS que ya son obligatorios

 

En julio de 2022 serán ocho los nuevos sistemas, pero el Parlamento Europeo (PE) tiene previsto aumentar esta cifra en los próximos años.

  1. Asistente de velocidad inteligente (ISA). Su cometido es alertar al conductor que circula por encima de la velocidad establecida para cada tramo de vía. Primero lanzará un aviso acústico y/o visual; si esta es ignorada podrá actuar sobre el motor para impedir que supere el límite
  2. Cámara trasera con detección de tráfico cruzado. Este sistema está pensado para reducir el riesgo de siniestro y/o atropello cuando el vehículo va marcha atrás. Al igual que el ISA, está preparado para lanzar primero un aviso y, si no hay reacción por parte del conductor, puede actuar sobre el sistema de frenos.
  3. Alerta involuntaria de cambio de carril (LDW). Teniendo en cuenta que los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) señalan a la salida de vía como uno de los siniestros más frecuentes y peligrosos no es de extrañar que este sistema ADAS forme parte desde hace tiempo del equipamiento de serie de muchos vehículos. Hay varias versiones: desde las que solo alertan al conductor de que está abandonando el carril por el que circula hasta las que son capaces de capaz de mover el volante o de intervenir sobre el control de estabilidad (ESP), actuando sobre los frenos y sobre las ruedas opuestas a las que pisan la línea.
  4. Detector de fatiga y somnolencia. Preparados para advertir cuando disminuye la capacidad de concentración del conductor, los detectores de fatiga lanzan una alerta visual y/o sonora para que este pare y se tome un descanso. Las variantes más avanzadas de este sistema pueden, en aquellos casos en los que el conductor muestre una conducción errática o una falta de respuesta a las alertas del vehículo, dirigir el coche hacia el arcén más cercano, detener el vehículo, señalizar su posición mediante el sistema de iluminación y lanzar un aviso mediante el sistema de eCall para que los servicios de emergencia acudan lo antes posible a la ubicación enviada automáticamente.
  5. Sistemas de frenada de emergencia. Este sistema funciona en asociación con el ABS y al Control de Estabilidad. Su objetivo es reducir al máximo la distancia que necesita recorrer el coche antes de detenerse por completo. Para ello, cuando percibe una situación de peligro, por ejemplo una colisión inminente, el asistente entra en funcionamiento aplicando la máxima intensidad de frenado de manera autónoma.
  6. Caja negra. Sí, como la de los aviones. Registra hasta 15 variables, tales como velocidad del vehículo, frenada, revoluciones del motor, fuerza del impacto frontal y lateral, movimientos de dirección, posición del acelerador, funcionamiento de sistemas de seguridad como los airbags, cinturones o determinados asistentes, y los almacena para tratar de establecer qué ha sucedido antes y después de un siniestro.
    La DGT asegura que este sistema no se utilizará para buscar culpables, pero ya hay aseguradoras que anuncian descuentos en las pólizas de las flotas de vehículos que equipen este sistema.
  7.  Alerta de cinturón de seguridad en las plazas traseras. El sistema de alerta que indica que el cinturón de seguridad no se ha abrochado  es obligatorio en el asiento del conductor y el copiloto desde 2014, y ahora también lo es en las traseras. En la actualidad todos los vehículos están equipados con este mecanismo de sujeción, pero hasta ahora no con la tecnología que alerta de que alguno de los ocupantes no lo lleva correctamente abrochado (recordar en este punto que la nueva Ley de Tráfico endurece la sanción por no llevar abrochado el cinturón de seguridad).

Bloqueo de vehículo con alcoholímetro

Mención aparte merece el último de los sistemas ADAS de obligada instalación desde el 1 de julio.

La directiva europea establece que todos los vehículos homologados a partir de esta fecha deben contar con la preinstalación de un sistema que facilite la implementación de un alcoholímetro con bloqueo. A partir de aquí, será cada país el que legisle de manera independiente la instalación.


Conocido de manera coloquial como Alcolock, este sistema impide poner en marcha el vehículo si el conductor no ha realizado una prueba de alcohol en aire espirado que confirme que no ha consumido alcohol antes de ponerse al volante. Si el resultado es negativo, el conductor podrá girar la llave y poner en marcha el motor; si es positivo, el sistema de arranque quedará bloqueado.


En España, la nueva Ley de Tráfico en vigor desde el 21 de marzo establece que la preinstalación es obligatoria para vehículos profesionales destinados al transporte de personas; y que la instalación será obligatoria para todos ellos a partir del 6 de julio de 2022.

La telemática que funciona como ADAS y los complementa

No es la primera vez que abordamos en el blog cómo la telemática de Geotab contribuye a reducir la siniestralidad entre los conductores profesionales

 

Recopilar información en tiempo real de rutas, velocidad, aceleraciones y frenadas… como hace la caja negra; saber si el conductor y/o ocupantes llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad; o lanzar alertas cuando el vehículo circula por encima de la velocidad permitida (sistema ISA) son algunas de las funcionalidades que desde hace tiempo aporta la telemática aplicada a la conducción.

 

Con más aplicaciones, la telemática complementa a los sistemas ADAS minimizando el riesgo de siniestros derivados de averías. Las herramientas de Geotab monitorizan el estado del vehículo en tiempo real y alertan a los gestores de flotas de la necesidad de revisar o sustituir algún elemento mecánico antes de que este de un fallo irreparable.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!

Joaquín Domenech

Manager en la región MEA (Oriente Medio y África) en Geotab


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.

Suscríbete al blog de Geotab

Recibe correos con las últimas noticias y consejos del sector de las flotas. Puedes darte de baja en cualquier momento.