2021, ¿el año de la fiscalidad verde?

Publicado el 1 de Febrero de 2021 en Coche eléctrico y sostenibilidad por Jorge Sánchez


El que acaba de empezar tiene muchas papeletas para convertirse en un año de inflexión para las ventas de vehículos eléctricos.

Las últimas semanas de 2020 y las primeras de 2021 han llenado las agencias de eventos (virtuales) en los que fabricantes grandes y pequeños han hecho públicos sus planes de electrificación. Nadie quiere perder un trozo de la tarta de la movilidad eléctrica que, con un 4,2% de la tasa total del mercado, cada vez resulta más apetecible; y el calendario de lanzamientos de nuevos modelos pasa por buscar espacio para instalar un enchufe.

 

La llegada de nuevos modelos hace prever un descenso de los precios para no perder competitividad. También las automatriculaciones, táctica empleada por las marcas para evitar las multas europeas por exceso de emisiones y que en 2020 han permitido duplicar el volumen de ventas en el mercado eléctrico.

 

Hay una tercera razón: 2021 se presenta como el año de la fiscalidad verde. Y es que aunque la subida del impuesto al diésel tuvo que ser sacrificada para que los Presupuestos Generales del Estado 2021 obtuvieran la aprobación del Congreso, se avecinan novedades fiscales que empujarán a muchos conductores a dar el salto definitivo a la electromovilidad.

 

Cambios en el impuesto de matriculación

 

En los últimos meses de 2020 se habló mucho sobre el impuesto de matriculación. Esta tasa que se abona en el momento de la compra de un vehículo; es un gravamen estatal cuya cuantía depende de las emisiones contaminantes del vehículo a matricular.

 

Es, además, una de las principales novedades fiscales relacionadas con la automoción del ejercicio que acaba de empezar, porque muchos modelos que, hasta el 1 de enero de 2021, quedaban exentos, empiezan a pagar a partir de ese momento.

 

El origen del cambio no está en Hacienda, sino en la Unión Europea. El primer día de 2021 terminó la prórroga para la adaptación de los fabricantes al nuevo protocolo de emisiones.

 

El protocolo de ensayos WLTP (las siglas WLTP significan Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros) sustituye al NEDC. Su objetivo es conseguir resultados más fiables y cercanos a la realidad, tanto en lo que a consumos como a emisiones se refiere. En la siguiente tabla resumimos las diferencias principales entre ambos:

Tabla que explica las diferencias entre ambos protocolos

A nivel práctico, el paso del WLTP al NEDC supone un incremento de las emisiones y consumos homologados por los fabricantes.

 

Dado que la cuantía del impuesto de matriculación se abona en función de las emisiones contaminantes oficiales del vehículo, la homologación WLTP hace que alguno (más de la mitad de los modelos comercializados) salten de tramo y dejen de estar exentos de la tasa o pasen a abonar una cantidad superior. Mostramos en esta otra tabla cómo se calcula el impuesto de matriculación:

Cómo se calcula el impuesto de matriculación

* El porcentaje se calcula sobre el precio del vehículo antes de otros impuestos, como el IVA.

 

ACERA, la patronal europea de los fabricantes calcula que si un coche recién homologado con el NEDC emite 100 g/km de CO2, con arreglo al nuevo protocolo de medición de emisiones, pasará a tener unas emisiones de dióxido de carbono de 120 g/km de CO2. Supone esto que muchos de los modelos que lideran las listas de ventas verán incrementado su precio porque tendrán que sumar la tasa de matriculación que hasta ahora no pagaban.

 

Según cálculos del sector, van a pasar a pagar el impuesto al menos un 50% de los coches que se venden en España, frente al 20% actual. Traducido en dinero, para el mercado de combustión supondrá un encarecimiento de la factura de hasta 1.700 euros.

 

No es el caso de los eléctricos a los que no les afecta el protocolo WLTP y, por tanto, seguirán libres de abonar la tasa. Se espera que esto sea un importante impulso para las ventas de vehículos electrificados que verán reducida en parte la brecha de precios que le separa de los modelos de combustión.

 

Impuesto de circulación, la tasa que pocos eléctricos tienen que pagar

 

El de circulación es un impuesto anual y municipal, es decir, se paga todos los años y a los ayuntamientos que son los que deciden la cantidad. También conocido como numerito, es, en realidad, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

 

La cuantía varía de una localidad a otra, aunque lo habitual es que se establezca en función de la potencia fiscal del vehículo; también hay diferencias por tipo de vehículo (los turismos suelen pagar menos que las furgonetas, por ejemplo).

 

Aunque no es una norma establecida, la mayor parte de los Ayuntamientos libran del pago de esta tasa a los vehículos cero emisiones, mientras que otros les aplican descuentos; en ambos casos es una forma de incentivar su compra y uso.

 

¿Bajará en 2021 el IVA para los modelos más eficientes?

 

El Impuesto sobre el Valor Añadido, comúnmente conocido como IVA, que se aplica a los vehículos de combustión es de 21% sobre su precio franco fábrica (antes de otros gravámenes).

 

Hace tiempo que expertos del sector demandan la reducción de esta tasa para los vehículos eficientes, en especial para los eléctricos. La petición más generalizada es una reducción de la tasa al 4%.

 

Canarias se desmarcó hace meses como la primera comunidad autónoma que no cobra IVA a los vehículos eléctricos y electrificados (híbridos convencionales e híbridos enchufables). El archipiélago grava sus productos con el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). El nombre es distinto, pero el fin es el mismo: un tributo que eleva el precio de los principales bienes de consumo en diferentes tramos. A mediados de 2019, el gobierno canario anunció la supresión del IGIC para los vehículos eléctricos, como culminación a un proceso que comenzó en 2012 con la reducción de la tasa al 3% (para los modelos de combustión se aplica un IGIC del 7%).

 

Aunque de momento no existe un compromiso por parte del Gobierno de reducir o eliminar el IVA para los vehículos menos contaminantes, hace unas semanas la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha asegurado que el Gobierno “está abierto” a reducir el IVA de los coches eléctricos.

 

Los fabricantes coinciden en que un descuento en este impuesto sería una de las medidas más eficaces para impulsar la descarbonización del parque móvil. Y es que reducir el IVA de un coche eléctrico de 30.000 euros del 21% actual al 10% supondría una rebaja en la factura final de nada menos que 2.500 euros.

 

Geotab te ayuda a tomar la decisión

 

Si estás pensando en sustituir los vehículos de combustible de tu flota por vehículos eléctricos, Geotab tiene una solución para ti.

 

El Informe para la adopción de vehículos eléctricos de Geotab le permite entender qué vehículos eléctricos se adaptan mejor a las necesidades de su flota. Este informe te mostrará qué modelos eléctricos del mercado se adaptan mejor a tu negocio y cumplen sus requisitos de autonomía.

 

Este análisis abarca el tipo de vehículo, la autonomía y las previsiones de ahorro, lo cual hace que la transición al vehículo eléctrico sea mucho más sencilla.

 

Si quiere ver una demo de cómo funciona esta herramienta, póngase en contacto con nosotros a través del siguiente enlace.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.