Coches en una carretera

El futuro del transporte: ¿hacia dónde vamos?

Publicado el 30 de septiembre de 2019 en Ciudades inteligentes y conectividad por Geotab |  6 minutos de lectura


Descubre el futuro del transporte y cómo las nuevas tecnologías nos llevarán hasta ahí.

Desde sus orígenes, el ser humano busca la manera de conseguir que los viajes sean más rápidos y cómodos. Primero inventamos la rueda, luego las carretas y los carros, la máquina de vapor y el motor de combustión interna. La innovación continuó con motos y coches eléctricos hasta llegar a los vehículos autónomos. Ideas que parecían pertenecer solo al ámbito de la ciencia ficción se están convirtiendo en realidad.

Tres conceptos que impulsan el futuro del transporte

Las cuestiones medioambientales y de seguridad serán probablemente los factores más acuciantes en el futuro del transporte. Teniendo esto en cuenta, en la innovación del transporte hay tres temas comunes:

Dada la importante inversión realizada en estas tecnologías durante los últimos años, es probable que todas ellas contribuyan de forma importante a nuestro futuro en materia de transporte.

Nuevas innovaciones en el transporte

A continuación, le ofrecemos un avance de lo que se avecina en el mundo del transporte:

Vehículos aéreos autónomos

Ya se han realizado con éxito vuelos de demostración de vehículos aéreos autónomos. Aunque son similares a los drones, que generalmente no están tripulados, los vehículos aéreos autónomos son diferentes. Son esencialmente drones autónomos de transporte de personas, diseñados para el transporte de pasajeros.

 

La mayoría de las configuraciones de estos vehículos voladores utilizan el despegue y el aterrizaje vertical (VTOL, Vertical Take Off and Landing) mediante rotores horizontales, lo que evita la necesidad de pistas de aterrizaje. La idea es poner a los viajeros en los vehículos aéreos autónomos, sacándolos de las carreteras congestionadas y llevándolos a sus destinos por rutas directas, reduciendo en gran medida los tiempos de viaje.

 

El EHang 184 es una solución de movilidad aérea urbana conectada al 5G, controlada a través de un centro de mando de ciudad inteligente, y está previsto que sea el primer aerotaxi que se estrene en Catar con motivo de la Copa Mundial de la FIFA de 2022.

Hoverbikes

Los hoverbikes, o motos voladoras, son un medio de movilidad que podría ayudar a aliviar el tráfico en las calles para los desplazamientos de corta distancia. Este concepto es comparable a un vehículo aéreo autónomo, ya que utiliza una plataforma VTOL. No obstante, en lugar de tratarse de un vehículo no tripulado, un operador humano conduce y controla la hoverbike. El factor de forma se asemeja a una moto común con cuatro rotores (cuadricóptero) con capacidad para transportar a una persona.

 

Hoversurf, una empresa rusa, ha desarrollado la Hoverbike S3 2019, con un chasis de fibra de carbono de una sola pieza que funciona con batería y es capaz de volar a 96 km/h a 10 metros de altura. Con un coste de 150.000 dólares por moto, la hoverbike no será una opción para los desplazamientos diarios a corto plazo.

Taxis autónomos

Los coches autónomos están en la cúspide del despliegue generalizado, aunque en gran medida todavía están limitados a entornos de prueba y proyectos piloto. Actualmente ya los hay circulando por las carreteras. En Las Vegas, Lyft ofrece viajes autónomos, por el pago de una tarifa, en su flota de 30 vehículos Aptiv.

 

Estos vehículos representan algo más que la eficiencia de los vehículos eléctricos y autónomos: una mentalidad de movilidad inteligente. Estos taxis futuristas se comunican entre sí, con la infraestructura inteligente e IoT, con los clientes, y recopilan cantidades masivas de datos para aumentar la eficiencia mientras circulan por ciudades inteligentes.

Bicicletas eléctricas

Aunque las bicicletas eléctricas no son necesariamente una nueva pieza clave en el campo del transporte, su popularidad va en aumento a medida que los viajeros buscan opciones de transporte más ecológicas y menos concurridas. En marzo de 2020, las ventas de bicicletas eléctricas se dispararon un 85% respecto a marzo de 2019, principalmente por el deseo de los viajeros de disponer de más espacio en sus desplazamientos diarios.

 

Ciudades como Edmonton también ofrecen descuentos en bicicletas eléctricas con el fin de fomentar la compra de medios de transporte respetuosos con el medio ambiente y reducir la dependencia del coche y del transporte público para los desplazamientos diarios.

El Hyperloop

La idea del Hyperloop fue concebida por primera vez por Elon Musk en 2012. Este medio de transporte del futuro está diseñado para el transporte a larga distancia entre ciudades, países o incluso continentes.

 

El principio del Hyperloop se basa en el desplazamiento de personas en cápsulas que viajan a gran velocidad a través de tubos cubriendo largas distancias. En el interior de los tubos hay un entorno de baja presión sin aire, mientras que las cápsulas utilizan la tecnología de levitación magnética (Maglev) para su propulsión. La baja presión y el Maglev crean un entorno de muy baja fricción que permite a las cápsulas viajar a más de 965 km/h (600 mph).

 

Virgin Hyperloop cuenta con un circuito de pruebas de 500 metros en Apex, Nevada, llamado DevLoop. Actualmente se están estudiando proyectos de Hyperloop en India, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y México.

 

Otros ejemplos de nueva movilidad son: trenes Maglev autónomos suspendidos por encima de las calles de las ciudades; teleféricos muy por encima de los horizontes urbanos; coches híbridos con alas; bicicletas eléctricas, monopatines y otros dispositivos de movilidad personal; autobuses autónomos; incluso cohetes Falcon 9 para aprovechar la velocidad de los vuelos espaciales para llevar a personas por todo el mundo rápidamente. Muchos de estos medios de transporte están muy avanzados por lo que respecta a su desarrollo e incluso su aplicación.

Problemas de congestión y soluciones

Las carreteras diseñadas hace décadas suelen ser inadecuadas para las poblaciones urbanas en expansión, lo que da lugar a la indeseable congestión del tráfico. El ralentí y los frenazos bruscos, ambos relacionados con las carreteras con mucho tráfico, son comportamientos ineficientes que derrochan combustible y provocan costosos daños a los vehículos.

 

No es de extrañar que el transporte sea uno de los principales factores que contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero: representó el 28,2% del total de emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos en 2018, según la EPA. Los gases de efecto invernadero contribuyen al cambio climático y también suponen riesgos más inmediatos para la salud y la seguridad.

 

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha constatado que la contaminación atmosférica procedente de vehículos y otras fuentes provoca millones de muertes prematuras y puede causar complicaciones como enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón.

 

Para mitigar este problema, Geotab colabora con Center Smart Services de RWTH Aachen Campus (Alemania) para investigar la calidad del aire en Aquisgrán. El proyecto Mobile AirQuality Measurement tiene como objetivo obtener datos sobre la calidad del aire hiperlocal para contribuir a la optimización de la planificación y gestión del tráfico. Es de esperar que, en el futuro, más ciudades utilicen los datos para aliviar la congestión, minimizar el ralentí y mejorar la calidad del aire, especialmente en lugares sensibles como escuelas y hospitales.

Cambios en las tendencias de propiedad de automóviles

La mejora del transporte público y de los sistemas de transporte compartido pueden desalentar la propiedad privada de automóviles. Actualmente, Estados Unidos tiene la mayor concentración de coches per cápita de todo el mundo, con algo más de 800 coches por cada 1.000 personas en 2014, más que Canadá, Europa y el Pacífico. La cifra de la Unión Europea en 2017 era de 602 por cada 1.000 habitantes.

 

Un estudio de 2019 realizado por la empresa de datos de automoción Canadian Black Book revela que el 35% de los canadienses de entre 18 y 34 años tiene previsto reducir su flota doméstica en los próximos dos años, y el 41% de ellos tiene previsto hacerlo en los próximos 10 años. La actual incertidumbre económica probablemente retrasará el gasto discrecional de los consumidores en artículos caros como los coches.

 

Además, la crisis de la COVID-19 ha obligado a muchas empresas con oficinas propias a reconsiderar sus rutinas de trabajo. En el futuro, el teletrabajo durante al menos una parte de la semana puede convertirse en una solución a largo plazo para las empresas flexibles, reduciendo la necesidad de que los empleados posean un vehículo privado. Antes de la pandemia, solo el 4% de la población activa estadounidense trabajaba a distancia, cifra que aumentó rápidamente a casi la mitad de la población activa en plena crisis. Si el teletrabajo se convirtiera en una opción permanente, probablemente veríamos menos coches en las carreteras, lo que reduciría la congestión y las emisiones, además de mejorar la calidad del aire urbano.

Únase a la revolución de la movilidad

Los nuevos servicios de movilidad y el elevado coste de la propiedad y el mantenimiento de los vehículos están convenciendo a los viajeros para que busquen opciones alternativas. El uso compartido de vehículos, a través de empresas como Uber, Lyft, Car2Go, Zipcar y otras, se ha convertido en una opción fiable para muchos viajeros durante los últimos años.

 

Muchos fabricantes de automóviles también han concedido a los vehículos eléctricos un lugar destacado en sus ofertas futuras y están invirtiendo en la investigación y el desarrollo de la movilidad.

 

El autor y conferenciante del sector del transporte Lukas Neckermann afirma que se avecina una "revolución de la movilidad" para la industria del automóvil que se define mediante los tres ceros:

  • cero emisiones
  • cero accidentes
  • cero propiedad

Neckermann comenta que "la herramienta más potente para la movilidad es el smartphone".

Conclusión

En el futuro, los datos, IoT y las tecnologías de cero emisiones permiten prever medios de transporte más limpios y eficientes. Los coches seguirán circulando por nuestras carreteras, pero cambiará la energía que los alimenta y la forma de comprarlos, alquilarlos y utilizarlos. Los ejemplos anteriores son solo algunas de las innovaciones que se vislumbran para el futuro del transporte.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.

Suscríbete al blog de Geotab

Recibe correos con las últimas noticias y consejos del sector de las flotas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Otros posts que le podrían interesar