¿Qué es un coche conectado?

Publicado el 28 de Octubre de 2020 en Gestión de flotas por Geotab


Los coches conectados han abierto un mundo de posibilidades para mejorar el rendimiento de los vehículos.

El dispositivo inteligente que más ha cambiado en los últimos años no es tu teléfono o tu reloj, sino tu coche. En todo el mundo, empresas, gobiernos y ciudadanos están equipando sus vehículos con conexión a internet, mientras que los principales fabricantes de automóviles están incorporando dispositivos telemáticos en sus modelos más recientes.

¿Qué significa “coche conectado”?

Un coche conectado es un vehículo equipado con tecnología móvil y, por lo tanto, “conectado” a Internet.

 

La tecnología telemática conecta vehículos a internet a través de un pequeño dispositivo o a través de la tecnología incorporada en fábrica. El dispositivo telemático actúa como núcleo de Internet de las cosas (IoT) que envía los datos de los vehículos a un servicio en la nube, donde el propietario del vehículo o el gestor de la flota puede acceder a ellos.

Tipos de conectividad en los coches

Las capacidades de los coches conectados pueden agruparse en varias categorías:

  • Telemática: seguimiento de la localización y actividad del vehículo, comportamiento del conductor, diagnóstico del motor. Las empresas pueden obtener visibilidad sobre el rendimiento de una gran flota desde una única plataforma.
  • Vehículo a todo (V2X): interacción con cualquier objeto en las proximidades del vehículo. Esta comunicación podría ser de vehículo a vehículo (V2V), de vehículo a peatón (V2P), de vehículo a red (V2N) o de vehículo a infraestructura (V2I).
  • Infoentretenimiento en el vehículo: interacción con los ocupantes del vehículo. Esto incluye entretenimiento de audio y vídeo, así como sistemas de navegación.

¿Cuál es la diferencia entre los coches conectados y los vehículos autónomos?

Un coche conectado hace referencia a la conectividad a internet, mientras que un vehículo autónomo controla su propio movimiento, sin la intervención del conductor. Un vehículo totalmente automatizado o un vehículo autoconductor con inteligencia artificial (IA) no necesita que el conductor lo introduzca para llegar hasta su destino (al que McKinsey se refiere como «chófer virtual»).

 

Los vehículos altamente automatizados todavía necesitan años de pruebas antes de que puedan estar disponibles para el uso público. Sin embargo, hoy en día muchos conductores pueden beneficiarse de la conectividad y la automatización básica para el apoyo con maniobras como el aparcamiento o el control de crucero adaptativo.

El 5G aumentará las ventajas de los coches conectados

La introducción del 5G, la quinta generación de tecnología inalámbrica, promete mejorar la velocidad y la fiabilidad de la conexión a internet móvil. En su punto máximo, el 5G funciona 100 veces más rápido que el 4G y tiene una latencia extremadamente baja. Esto significa que los dispositivos de 5G pueden descargar y enviar grandes cantidades de datos en una fracción del tiempo que tardaría si se usara el 4G.

 

Se espera que el 5G haga crecer el mercado para un número cada vez mayor de herramientas, ya sean smartphones o termostatos, que dependen de una conexión estable a internet. Una de estas herramientas, un coche conectado, genera millones de puntos de datos cada día, que pueden transferirse más rápido que nunca usando el 5G. El seguimiento de los vehículos en tiempo real será aún más preciso, de manera que se mejorarán soluciones como los sistemas de asistencia avanzados para el conductor (ADAS), que ayudan a los conductores a evitar el riesgo de colisión.

Telemática OEM

Está surgiendo una tendencia entre los principales fabricantes de vehículos (OEM), de incorporar en fábrica directamente dispositivos telemáticos en los nuevos modelos. Los dispositivos incorporados son capaces de procesar información específica de los fabricantes de vehículos y datos telemáticos una vez que el consumidor ha dado su consentimiento al fabricante. Posteriormente, estos datos pueden integrarse con una plataforma de gestión de flotas que estandariza la experiencia del usuario para permitir a los propietarios de flotas con diversos vehículos y tipos de conectividad ver toda la información de los vehículos en una sola plataforma

Tecnología y aplicaciones de vehículos conectados

Una vez que los vehículos están conectados, los datos del GPS y del diagnóstico a bordo (OBD) pueden procesarse y presentarse en una plataforma de gestión de flotas. Los gestores de flotas pueden utilizar esta información para tomar decisiones de negocio fundamentales, medir la eficacia de dichas decisiones y comparar el rendimiento con el de flotas similares.

 

Estas son algunas formas en las que las flotas pueden beneficiarse de la tecnología de los vehículos conectados:

  • Productividad: realiza el seguimiento de factores que influyen en la productividad de la flota, como el tiempo de inactividad, el tiempo de conducción, las visitas de clientes o las ubicaciones de salida.
  • Seguridad: detecta comportamientos de conducción arriesgados como frenar bruscamente, acelerar o tomar curvas cerradas. Imparte formación para conductores y asistencia avanzada al conductor o instala soluciones de cámaras en el salpicadero para mejorar la visibilidad de lo que ocurre en la carretera.
  • Mantenimiento: accede a los datos de estado de los vehículos. Utiliza una plataforma de gestión de flotas conectada para establecer mantenimiento predictivo que minimice el riesgo de fallos inesperados, y potencialmente peligrosos, de los vehículos.
  • Sostenibilidad: obtén datos precisos sobre el impacto medioambiental de la flota, el uso de combustible y actividades ineficientes como el ralentí. Las flotas compuestas por vehículos eléctricos, o una mezcla de vehículos eléctricos y convencionales, pueden supervisar los niveles de carga, la autonomía y el desgaste de la batería.

Cómo la tecnología de los coches conectados está cambiando el sector de las flotas

Las actuales capacidades de seguimiento de activos van mucho más allá de proporcionar información sobre la localización. Los gestores de flotas conectadas pueden ver y supervisar fácilmente variables como el comportamiento del conductor, el uso de combustible, sucesos graves y el estado del motor. Esta información puede utilizarse para elaborar planes integrales que mejoren la seguridad, la productividad y la sostenibilidad de la flota, entre otras cosas.


¿Le ha gustado este post? ¡Comuníquenoslo!


Negación de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.