eco driving banner

Ocho consejos de conducción ecológica para ahorrar combustible

Publicado el 9 de septiembre de 2022 en Vehículos eléctricos y sostenibilidad por Geotab |  5 minutos de lectura


La conducción ecológica es buena para los propietarios de los vehículos y para el medioambiente.

¿Sabía que su técnica de conducción, no solo la distancia y el tiempo de conducción, afectan la cantidad de combustible que su vehículo utiliza? El Consejo Norteamericano para la Eficiencia del Transporte de Mercancías establece que los conductores (en inglés) pueden afectar la eficiencia de la carga de un camión articulado en más de un 20 %. La conducción ecológica permite ahorrar cientos de dólares en combustible por vehículo cada año y constituye una parte importante del programa de sostenibilidad de una flota.

¿Qué es la conducción ecológica? 

La conducción ecológica es un método para conducir un vehículo con el objetivo de usar menos combustible y tener menos impacto en el medioambiente.

 

¿Quién inventó la conducción ecológica? El primer uso del término “conducción ecológica” se atribuye (en inglés) a la Escuela Nacional de Conducción de Suecia en 1998. Luego, el concepto apareció en algunos programas de conducción europeos a principios de la década del 2000 y desde entonces se ha esparcido por el mundo.

¿Qué se puede lograr mediante la conducción ecológica?

La conducción ecológica tiene muchas ventajas. Según el Departamento de Energía de Estados Unidos (en inglés) la conducción agresiva puede reducir el kilometraje del gas entre un 15 % y un 30 % (a velocidades de autopista) o entre un 10 % y un 40 % (en tráfico de marchas y paradas). A medida que la legislación sobre el consumo de combustible se vuelve más estricta, adoptar técnicas de conducción ecológica para mejorar la huella de carbono de su flota vale la pena. 

 

Beneficios de la conducción ecológica según el Servicio Forestal de Estados Unidos (en inglés):

  • Menor consumo de combustible y costos
  • Reducción de las emisiones de escape, incluido el CO2
  • Reducción del desgaste del vehículo
  • Mayor seguridad
infographic ES-LatAm

Técnicas de conducción ecológica

1. No presionar los frenos repentinamente

Evite acelerar y reducir la velocidad demasiado rápido siempre que sea posible. En su lugar, si el tráfico lo permite, quite el pie del acelerador y avance sin presionarlo para disminuir la velocidad. La aceleración y el frenado repentinos aumentan el consumo de combustible y pueden desgastar su vehículo (en inglés). Frenar de forma repentina puede causar que las pastillas de freno se sobrecalienten y desgasten más rápidamente, y hacer que los rotores se deformen. 

 

El frenado brusco (en inglés) también puede activar el sistema de frenos antibloqueo (ABS, por sus siglas en inglés) del vehículo cuando no se necesita, lo que podría empeorar el desempeño de los frenos. Si tiene un modelo de vehículo más antiguo sin ABS, los frenados bruscos pueden causar que aparezcan “puntos planos” o parches de desgaste irregular en los neumáticos.

2. Acelerar suavemente

El consumo de combustible está directamente relacionado con la fuerza con la que funciona el motor (en inglés), y utilizará más combustible durante la aceleración brusca, ya que el motor debe trabajar más intensamente. Puede ahorrar combustible pisando el pedal del acelerador de forma más suave. Toyota (en inglés) sugiere tomar cinco segundos para acelerar y hacer que su vehículo obtenga una velocidad de hasta 20 km/h (15 mph) después de frenar. Un consejo de Toyota es imaginar que hay un huevo debajo del acelerador y que cuando acelere se imagine que lo está pisando.

3. Regular la velocidad

Según Natural Resources Canada (en inglés), si cambia su velocidad de 75 km/h a 85 km/h (alrededor de 47 mph a 53 mph) cada 18 segundos, corre el riesgo de aumentar el consumo de combustible en un 20 %. Para los camiones que viajan a 104 km/h (65 mph) habrá un aumento de la eficiencia del combustible de un 27 % en comparación con el mismo vehículo viajando a 120 km/h (75 mph).

 

Durante el tiempo que pueda hacerlo de forma segura, en condiciones de tráfico ligero, intente mantener una velocidad constante y considere el uso del control de velocidad crucero. Dejar que la velocidad descienda un poco a medida que asciende por una colina también puede ser beneficioso; recuperará algo de velocidad en el otro lado.

4. Reducir el exceso de peso

Mientras más pesado sea su vehículo, más combustible se necesitará para moverlo. En los últimos años, los fabricantes de automóviles han mejorado los materiales y diseños para reducir el peso de los vehículos, pero el transporte de elementos y equipos pesados puede tener un efecto negativo sobre el consumo de combustible.

 

Compruebe si hay piezas de equipo que se puedan retirar del interior o de la parte superior de su vehículo, que no necesite para realizar ninguna tarea ese día. Cuando compre un vehículo nuevo, considere la posibilidad de elegir un modelo con un motor más pequeño y eficiente en el consumo de combustible que se adapte a las necesidades de su flota.

5. Optimizar las rutas

Intente combinar varios viajes en uno solo y planifique su ruta con anticipación. Manténgase atento a los reportes de tráfico, tome nota de las áreas de construcción y evite las rutas que pasan por intersecciones o ciudades concurridas, si es posible. 

 

A través de la optimización de rutas (en inglés), puede minimizar el tiempo en ralentí, reducir el riesgo de frenado brusco y acortar el tiempo de conducción. Si está tratando con una flota de vehículos, considere el uso de herramientas tecnológicas (en inglés) que ayuden con el despacho y la planificación de rutas para coordinar sus recursos.

6. Evite el tiempo en ralentí

¿Sabía que dejar el vehículo en ralentí durante más de 10 segundos consume más combustible que apagarlo y encenderlo nuevamente? El  Laboratorio Nacional Argonne (en inglés) ha declarado que se estima que cada día un millón de camiones de carga pesada y larga distancia están en ralentí durante las paradas de descanso obligatorias. En el caso de los camiones, una reducción anual del 10 % en el tiempo en ralentí (en inglés) vale aproximadamente un 1 % de la economía del combustible.

 

Cuando no se encuentre en la carretera, apague el vehículo si espera dejarlo funcionando en ralentí durante más de 60 segundos. Si una de las razones principales para el tiempo en ralentí (en inglés) es el control de la temperatura, considere invertir en calentadores de cabina o litera, calentadores de refrigerante, aire acondicionado para el almacenamiento u otro equipo de reducción del tiempo en ralentí (en inglés).

7. Reducir el arrastre

Cualquier cosa en la parte superior de un vehículo va a aumentar el arrastre aerodinámico del vehículo. Quite las parrillas del techo (en inglés), las cajas y otros elementos de la parte superior del techo del vehículo. El arrastre aerodinámico es un factor importante en la economía de combustible de un camión articulado. Las pruebas en pista han demostrado que un solo dispositivo aerodinámico (en inglés) puede reducir el consumo de combustible entre un 1 % y un 5 %, y el uso de varios dispositivos juntos puede reducir el consumo de combustible en un 25 %

8. Realizar el mantenimiento de su vehículo

El mantenimiento adecuado es importante no solo para que su vehículo funcione, sino que también puede afectar la economía de combustible. Un vehículo que no está afinado ni se le ha hecho mantenimiento puede usar hasta un 50 % más de combustible y producir un 50 % más de emisiones que un vehículo que se le ha hecho mantenimiento, según Earth Easy (en inglés). 

 

Asegúrese de comprobar la presión de aire de los neumáticos como parte del mantenimiento del vehículo. Según NACFE, un neumático de camión que está desinflado (en inglés) por 10 psi puede aumentar el consumo de combustible entre un 0,5 % y un 1 %. Cuando se trata de neumáticos, el clima frío puede afectar la presión de los neumáticos, ya que el aire se vuelve más denso cuando está frío. Revise las psi de los neumáticos cuando el clima se ponga frío (en inglés) para garantizar las presiones de inflado adecuadas.

¿Por qué la conducción ecológica es importante?

Corregir las técnicas de conducción deficientes es bueno para los propietarios de los vehículos y para el medioambiente. Por medio de instrucciones sobre habilidades de conducción ecológica a los empleados, pueden trabajar juntos para lograr los objetivos de la empresa sobre la sostenibilidad de la flota (en inglés) y reducir los costos de combustible.

 

Para obtener más información sobre las formas de administrar la economía y la eficiencia del combustible, visite nuestra página de Gestión de combustible de la flotaSolicite una demostración para hablar con un experto de Geotab.


¿Le gustó este post? ¡Cuéntenos su opinión!


Renuncia de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.