Foto de un vehículo eléctrico cargando, con líneas azules

Evolución de flotas con vehículos eléctricos: Cómo la innovación está impulsando la electrificación

Publicado el 14 de diciembre de 2021 en Vehículos eléctricos y sostenibilidad por Cameron Feil |  6 minutos de lectura


Los vehículos eléctricos han avanzado mucho en poco tiempo y ya no se limitan a pequeños vehículos ligeros de pasajeros con un alcance limitado.

La adopción de vehículos eléctricos ha crecido exponencialmente en los últimos cinco años. Incluso durante la pandemia del COVID-19, cuando las ventas mundiales de vehículos de pasajeros cayeron un 16 % en el 2020, las ventas de vehículos eléctricos aumentaron un 41 % (en inglés). En un reciente informe de BloombergNEF (en inglés), se afirmaba que “actualmente hay 12 millones de vehículos eléctricos de pasajeros, 1 millón de vehículos eléctricos comerciales y más de 260 millones de vehículos eléctricos de dos y tres ruedas en las carreteras de todo el mundo”. Con la aplicación de los mandatos de cero emisiones por parte de los gobiernos y la mayor atención que se presta a la lucha contra el cambio climático, cabe esperar que siga aumentando el número de vehículos eléctricos en circulación, lo que ofrecerá a las empresas más posibilidades de elección y la oportunidad de alcanzar sus objetivos de sustentabilidad.

Una breve lección de historia sobre el vehículo eléctrico enchufable

Si bien los vehículos eléctricos eran populares a principios del siglo XX (en inglés), el vehículo eléctrico moderno no haría su debut hasta pasados 100 años. Hubo algunos lanzamientos limitados en los años 90, como el GM EV1, pero habría que esperar más de una década para que salieran al mercado el Roadster de Tesla, el primer vehículo eléctrico de batería (BEV), y el sedán compacto F3DM de BYD, el primer vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV). Ambos vehículos se fabricaron en bajas cantidades, pero sirvieron de prueba de lo que podía ser posible con los “verdaderos vehículos eléctricos”. 

 

En los años siguientes, los vehículos eléctricos se fueron adoptando poco a poco, pero las limitaciones de alcance y la falta de diversidad de modelos hicieron que el crecimiento se produjera principalmente en el lado del consumidor. A mediados de la década del 2010, se redefinió el futuro de las flotas, ya que empezaron a salir al mercado vehículos más nuevos y resistentes, con mayor capacidad de alcance.  

¿Están los vehículos eléctricos actuales preparados para las aplicaciones de flotas?

La mayoría de los vehículos eléctricos que utilizan las flotas en la actualidad pertenecen a la categoría de vehículos ligeros y de pasajeros, con la notable excepción de los autobuses de tránsito, especialmente en China (en inglés). Esto se debe principalmente a que los modelos existentes son adecuados para su uso. La mayoría de los BEV más recientes, como la furgoneta Fiat E-Ducato (en inglés), tienen una autonomía efectiva de entre 320 y 480 kilómetros, lo que significa que pueden hacer frente a la mayoría de las necesidades de conducción diaria con una sola carga. Además, con mejoras en la tecnología de carga, estos vehículos eléctricos se pueden cargar completamente durante la noche y estarán listos para usarse al día siguiente. 

 

El área que está experimentando un mayor crecimiento en estos momentos es el sector de los vehículos ligeros y medianos, concretamente en industrias como las de entregas de última milla o al cliente final (en inglés). Con una alta utilización y rutas predecibles de corta distancia, los vehículos eléctricos parecen ser una opción lógica. Algunas de las mayores flotas comerciales del mundo utilizan furgonetas de entrega totalmente eléctricas.

  • Amazon encargó 100 000 (en inglés) furgonetas eléctricas de entrega que se desplegarán entre el 2021 y el 2024 
  • La expansión de la “Flota verde” (en inglés) de DHL es parte de su objetivo de tener una logística de cero emisiones para el 2050
  • UPS (en inglés) añadirá 2000 vehículos eléctricos al año a su flota a partir del 2022.

Estas son solo algunas de las empresas que han adoptado la electrificación y muchas más se han comprometido a abandonar por completo los vehículos con motor de combustión interna (ICE) durante la próxima década. Con la inminente llegada de camionetas eléctricas como la Ford F-150 Lightning (en inglés), así como de otros modelos de furgonetas de carga o de techo alto como la GM Brightdrop EV600 (en inglés), es de esperar que más flotas realicen la transición a los vehículos eléctricos.

 

El último sector que queda por explorar es el de carga pesada (en inglés). En general, la adopción de los vehículos eléctricos ha sido más lenta en el caso de los vehículos pesados, y los distintos sectores están experimentando diferentes niveles de éxito. Por ejemplo, la entrega de larga distancia está todavía en las primeras etapas de la electrificación debido a los desafíos relacionados con la capacidad de carga y el alcance. Sin embargo, incluso en el mercado de los camiones pesados existen varias opciones de vehículos, que actualmente se utilizan para el transporte regional y los camiones de patio. 

 

Además, los autobuses eléctricos de transporte y escolares (en inglés) han avanzado mucho, y actualmente hay más de medio millón de autobuses eléctricos (en inglés) en circulación. Aunque en la actualidad puede estar retrasada en términos de adopción, la industria del transporte pesado se está convirtiendo en un foco de acción regulatoria, ya que contribuye de forma importante a las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cuáles son algunos aspectos destacados en materia de regulación que las flotas deben conocer? 

Abordar el cambio climático se está volviendo cada vez más un foco global y, como resultado, los gobiernos están implementando varios mandatos relacionados con el transporte, que van desde peajes o tarifas adicionales hasta la realización de prohibiciones de ventas de ICE y áreas de cero emisiones. Si bien todas estas iniciativas tienen el mismo objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), los métodos y los plazos varían según el país, la región o incluso la ciudad.

 

Restringir la venta de vehículos con ICE es uno de los mandatos más comunes que los gobiernos han comenzado a implementar; sin embargo, existen diferentes enfoques para ejecutarlos. Por ejemplo, Noruega comenzará a prohibir la venta de nuevos vehículos de pasajeros, vehículos comerciales de servicio ligero y autobuses urbanos con ICE para el año 2025. En Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció (en inglés) un objetivo de porcentaje de ventas de vehículos eléctricos del 50 % para el 2030. Sin embargo, a nivel estatal, varios han introducido una prohibición de ICE para la venta de vehículos de pasajeros para el 2035. California ha adoptado una norma para eliminar progresivamente los camiones con ICE de peso medio y pesado, y otros gobiernos han manifestado intenciones similares.

 

Otro método para fomentar la electrificación es restringir los lugares en los que pueden operar los vehículos con ICE. Esto lo suelen hacer los gobiernos locales, y muchas ciudades europeas ya cuentan con “Zonas de bajas y cero emisiones” o “Zonas de cero emisiones”, a las que solo pueden acceder los vehículos de cero emisiones. 

 

A medida que empecemos a ver el impacto de estos mandatos iniciales en países líderes como Noruega, el Reino Unido y gran parte de la UE, es probable que veamos cómo se utilizan como modelo para que otros sigan su ejemplo. Para las flotas que quieran seguir operando en estas regiones será imprescindible que empiecen a investigar cómo incorporar los vehículos eléctricos lo antes posible, así como entender las normas individuales de las ciudades, los condados y los países en los que operan.

¿Dónde comienzan las flotas a planificar el viaje de electrificación?

Los plazos pueden variar, pero una cosa está clara: los vehículos eléctricos se aproximan rápidamente y están aquí para quedarse. Hay mucho que se debe tener en cuenta a la hora de añadir vehículos eléctricos a su flota y es fundamental que las flotas empiecen a explorar la electrificación. Esto comienza con la comprensión de los amplios pasos para adoptar vehículos (en inglés) y seleccionar un socio sólido para apoyar el viaje de electrificación completo (en inglés). 

Geotab ofrece el soporte de vehículos eléctricos más amplio

El soporte líder de Geotab en el panorama de vehículos eléctricos está marcado por la innovación continua, en particular la duplicación del número de vehículos eléctricos admitidos en poco más de un año, siendo ahora compatible con 200 modelos de vehículos eléctricos en todo el mundo (en inglés). El soporte al modelo de vehículo eléctrico significa que las flotas obtienen la información que necesitan para operar sus vehículos con éxito, independientemente de los vehículos eléctricos que la flota decida adquirir. Con este soporte completo, las flotas pueden supervisar en tiempo real los datos de carga de la batería, el combustible y el uso de energía del vehículo eléctrico, así como el historial completo de carga de sus vehículos. Geotab también ofrece una serie de herramientas basadas en datos para ayudar a las flotas a entender mejor los vehículos eléctricos y electrificar su flota con confianza.

 

Herramientas complementarias impulsadas por el mayor conjunto de datos para el rendimiento de vehículos eléctricos en el mundo real: 

Para obtener más información sobre el soporte que brindamos a vehículos eléctricos, visite nuestra página 

aquí.


¿Le gustó este post? ¡Cuéntenos su opinión!


Renuncia de responsabilidad

Las publicaciones de blog de Geotab están destinadas a proporcionar información y fomentar la discusión sobre temas de interés para la comunidad telemática en general. Geotab no proporciona asesoramiento técnico, profesional o legal a través de estas publicaciones. Si bien se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información de este blog sea oportuna y precisa, pueden ocurrir errores y omisiones, y la información presentada aquí puede quedar desactualizada con el paso del tiempo.